Metrópoli


“Tengo 71 años, limpio carros y no tengo dónde vivir”

Luego de 22 años de vivir en la Colonia Roma y de no saber qué fue de su casero, les gritaron “se acabó” y los cargadores entraron por su cosas, robaron lo que pudieron y el resto lo dejaron en el Parque Pushkin

“Tengo 71 años, limpio carros y no tengo dónde vivir” | La Crónica de Hoy

Un desalojo, violento y con robo, fue lo que sufrieron 8 familias este viernes en la colonia Roma Sur, en la alcaldía  ­Cuauhtémoc. Entre los desalojados, hay adultos de la tercera edad, personas de bajos recursos y discapacitadas.

Las familias llevaban en promedio 20 años sin saber el paradero del casero, a quien pagaban una renta de no más de 3 mil pesos mensuales.

Este viernes un grupo de policías con equipo táctico, y acompañado de cargadores, llegó, forzó las puertas y entró violentamente, asegurando que había llegado el dueño.

Los inquilinos de cuatro predios marcados con los números 11, 13, 15 y 17 de la calle de Colima, en la colonia Roma Sur, fueron desalojados a la fuerza y sus pertenencias abandonadas en el Jardín Pushkin, en dónde pasaron la noche para cuidar sus propiedades y porque algunas personas no tienen a donde ir.

Una mujer de la tercera edad de nombre Sara, vive junto con su hijo de 47 años y su nieto de 18 en el predio con el número 15; en el momento del desalojo, asegura, los granaderos “la sacaron cargando” debido a un problema en los huesos que le impide caminar y por lo cual debe utilizar bastón. Es de muy bajos recursos y , asegura, sus únicos ingresos, los gana trabajando en la calle, cuidando y limpiando carros.

“Tengo 71 años, llevaba 16 años viviendo aquí, trabajo en las calles de viene-viene, limpio carros y los cuido, no tengo para pagar renta, el poco dinero que gano como franelera es para comida y para comprarme mis medicinas, no tengo a donde ir, mi hijo no puede trabajar porque también está enfermo, es todo lo que teníamos y llegaron a robarlo sin avisar, no avisaron que nos desalojarían, sólo llegaron y nos echaron”, comentó Sara.

Los vecinos aseguran que en ningún momento las personas que entraron presentaron la orden de desalojo, ni hubo una autoridad que les notificara  o les dijera que lo que estaban haciendo era legal.

“Llegaron como a las 11 de la mañana, tocaron en el número 15 y allí empezó el desalojo, los vecinos del 11 pudimos atrancar la puerta por dentro en lo que buscábamos los papeles y algunas cosas de valor, abrieron la puerta a martillazos, entraron diciendo que ya no teníamos derecho a nada y empezaron a saquear todo”, comentó Amaranta Arellano, otra de las vecinas desalojadas.

La vecina comenta que desde hace aproximadamente un año, a los predios llegó una notificación en la que decía que “el predio sería expropiado”, por lo que iniciaron un juicio mediante el cual se les otorgó a varios de los vecinos un amparo, sin embargo, no pudieron hacer nada en el momento del desalojo.

“Dentro de mi domicilio se había quedado mi hijo de 12 años, me avisaron que estaban desalojando y me vine corriendo; trabajo a unas calles de aquí, no me dejaban pasar, pero les dije que mi niño estaba aún adentro, antes de que bloquearan las puertas entré por mi hijo, pero ya nos habían robado muchas cosas, ya no pude sacar casi nada”.

Willian Ramírez, llevaba 5 años viviendo en el domicilio, en el momento en el que entraron los cargadores, asegura que estaba dormido, pero un vecino fue el que lo despertó y le dijo que los querían sacar.

“Me despertó mi vecino y lo primero que hice fue agarrar mis documentos, se pusieron muy violentos los policías y me sacaron a empujones, cuando quise entrar a sacar mis cosas ya no estaban, se robaron la pantalla, la lavadora y mis ahorros, también se llevaron las cadenas y relojes que tenía, sólo entraron a robar; cuando las buscamos afuera no aparecieron por ningún lado, además de que todas las cosas las revolvieron con las de los demás vecinos. Es una gran pérdida y si nos llueve más”, aseguró.

La familia César Reyes, de 5 integrantes, fue una más de las desalojadas, Yolanda, la jefa de familia, comentó que en el momento del desalojo no se encontraba en el domicilio y que cuando llegó ya habían sacado varias de sus cosas. 

“La mayoría de los vecinos no estábamos, yo llevaba 20 años viviendo aquí, tengo a mis hijos, ellos van a la escuela aquí en la colonia, mis cosas las voy a llevar a la casa de mi madre hasta Toluca y otras las voy a dejar en casa de una de mis amigas, voy a pasar la noche aquí en el parque en lo que vemos que es lo que pasa”, comentó.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -