Mundo


“Trump pide a gritos un impeachment; ése no es el camino”: Nancy Pelosi

La líder congresista avisa que no caerá en esa trampa, porque lo convertiría en víctima. Afirma estar preocupada por el mandatario y rezar por él. “La loca de Nancy”, responde el presidente.

“Trump pide a gritos un impeachment; ése no es el camino”: Nancy Pelosi | La Crónica de Hoy

Nancy Pelosi, ayer en su rueda de prensa semanal en el Congreso. (Foto: EFE)

La guerra entre el presidente de Estados Unidos, el republicano Donald Trump, y la presidenta de la Cámara de los Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, pasó ayer directamente a los insultos.

Ayer, Pelosi explicó, por primera vez, su reticencia a la hora de abrir un proceso de destitución (impeachment), pese a que coincide con sus colegas demócratas que la presionan en que hay elementos suficientes para probar que cometió un delito de obstrucción a la justicia para que se investigase la conexión de su equipo de campaña y Rusia.

“Éstos pueden ser delitos de impeachment”, avisó y aseguró que Trump “lo está pidiendo a gritos”. Sin embargo, advirtió que no caerá en la trampa del victimismo. “El Partido Demócrata no tomará el camino del impeachment, que es lo que el presidente quiere que hagamos”, anunció.

Explicó que es “prematuro” emprender un proceso de destitución del presidente Donald Trump, argumentando que “sería demasiado divisorio para el país”. Señaló, no obstante, que al final tal vez sea “inevitable”, ya que “sus acciones son dañinas para la Constitución”.

“Que su familia hable con él”. Sobre el abrupto desplante de Trump del miércoles a los líderes demócratas, tres minutos después de comenzar la reunión, Pelosi declaró que se trata de “otra pataleta de las suyas”, por lo que pidió a su familia que haga algo.

“Una vez más, rezo por el presidente de Estados Unidos. Desearía que su familia o su gobierno o su personal tengan una conversación seria con él, por el bien del país”, dijo en la rueda de prensa que concede cada semana.

“La loca de Nancy”. La reacción de Trump, tras descubrir la líder congresista la trampa en la que el presidente quería que cayera, no se hizo esperar.

“La loca de Nancy. Llevo observándola mucho tiempo. Ha perdido (la cabeza)”, afirmó.

Después de poner en duda la cordura de Pelosi, Trump pidió a cinco de sus asesores que dieran fe de la suya propia, al hacerles garantizar ante las cámaras que él estuvo “calmado” durante la reunión con los líderes demócratas en el Despacho Oval.

Pelosi “hizo una declaración muy ­desagradable, dijo que entré en la habitación gritando y chillando, cuando yo estaba tan calmado”, denunció. “Soy un genio extremadamente estable”, reiteró Trump, lo que provocó las risas de los presentes con esa frase que ya había escrito hace tiempo en Twitter.

El mandatario también defendió el T-MEC, firmado con México y Canadá pero pendiente de ratificación en los Parlamentos de los tres países, algo para lo que es necesario que Pelosi acceda a llevar el texto del acuerdo comercial al Pleno de la Cámara de Representantes.

“No sé lo que va a hacer (Pelosi) con el T-MEC. No creo que ahora mismo sea capaz de entenderlo, tiene muchos problemas”, continuó, para luego añadir: “Ella es un desastre. No lo entiende. (Su entorno) siente que ella se está desintegrando”.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -