Opinión


Sarah Sanders

La miss Sarah Sanders se ha hecho odiosa al continuar con un alegato que Trump usa sistemáticamente para alentar a sus seguidores: si hay ciudades santuario para los migrantes, entonces que todos ellos se vayan para allá. Más sensatez debería imperar en la Casa Blanca y, como evidentemente no cabe en el magnate, entre sus colaboradores debería estar presente la prudencia. Aquello de “lo que el Presidente quiso decir”, en ocasiones es necesario.

Sarah Sanders | La Crónica de Hoy

La miss Sarah Sanders se ha hecho odiosa al continuar con un alegato que Trump usa sistemáticamente para alentar a sus seguidores: si hay ciudades santuario para los migrantes, entonces que todos ellos se vayan para allá. Más sensatez debería imperar en la Casa Blanca y, como evidentemente no cabe en el magnate, entre sus colaboradores debería estar presente la prudencia. Aquello de “lo que el Presidente quiso decir”, en ocasiones es necesario.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -