Opinión


¿Se le abrió la puerta al diablo? Tercera y última parte

¿Se le abrió la puerta al diablo? Tercera y última parte | La Crónica de Hoy

Dos informaciones sobre elefantes africanos me sacudieron

durante la semana. La primera reportando la muerte de BIG TIM,

un enorme macho muy popular en Kenia, al tratarse del “último de grandes

colmillos” que habiéndose librado varias veces de ser cazado, terminó

perdiendo la batalla por la vida a sus 50 años de edad, según por 

causas naturales, mientras vagaba dentro del Amboseli National Park, 

al pie del impactante Kilimanjaro. Su cuerpo será conservado para ser

exhibido en el Museo Nacional. La segunda, y que realmente golpea

el alma, es que casi al parejo Botsuana dio a conocer una “primera gran

subasta” de ¿derechos? para dar muerte a ¡60 elefantes!, arrancando

el costo en los 43 mil US dólares por cabeza. Apuesto a que no faltarán

mexicanos en esa infame lista…

Y tal como lo he sostenido a cada oportunidad, no falta que lleve colaboración en partes, que no surjan temas que me obligan a abandonar la liga o a terminarla de forma prematura e incompleta, como será nuevamente esta vez en que dejo truncado el análisis de las más recientes y harto controvertidas iniciativas que para intervenir tanto el Código Penal como la Ley de Protección a los Animales de la CDMX presentó la diputada morenista Leticia Varela, eso sí, no sin antes dar respuesta al interrogante título que acompañó la serie, porque sin duda tales propuestas sí le abrieron, y de par en par, las puertas al diablo, tanto por haber incluido asuntos que no son de competencia local por cuanto incendiaron torpemente a los mercaderes de vidas que por vía más dura y certera acaban de ser acotados, al menos en la capital, por la organización FRECDA, como resultado de un amparo interpuesto que provocó que fuera la mismísima Suprema Corte de Justicia de la Nación la que se pronunciara en contra de que se vendan animales (vivos) en mercados públicos, tianguis, bazares y complementarios, dado que cualquier regulación al respecto queda desarmonizada con la legislación que los protege. Abundaré sobre ello cuando disponga de más datos sobre su alcance, pero no sin celebrar que aun sin este recurso el Municipio de Naucalpan, EdoMex, prohibió la venta de animales ¡hasta en establecimientos!, y a ello sumo que sin achicopalarse por tanta descalificación, la legisladora Varela haya presentado otra iniciativa para la LPA, por cierto muy urgente, aunque no complementada debidamente. Me refiero a su proyecto para que la Brigada de Vigilancia Animal pueda acceder a un domicilio, sin orden de juez, para rescatar a un animal que esté padeciendo delito de maltrato en flagrancia; sea para evitar que se consume o para hacer cesar sus efectos, claro, bajo cierto protocolo y requisitos que acrediten la urgencia de un hecho inaplazable, lo que empata con el Estado de Necesidad señalado en el CP y que nos permite a cualquier ciudadano proceder de igual forma, siempre que podamos acreditar lo respectivo, mas para que esta acción resulte en bien de la fauna violentada será indispensable contar con sitios donde ponerla a salvo de inmediato, al estar siempre rebasado el albergue de la policía y en general los que están a cargo del sector protector. Dejar manca la disposición podría ser un bumerang y…

Aunque el espacio se me termina, no quiero dejar fuera lo referente a que el pasado domingo incendiaron pre-me-di-ta-da-men-te el refugio Manada San ubicado en Chalco, Estado de México, donde Priscilla San Martín resguarda cerca de 300 animales entre perros, gatos y animales de granja. A pesar de que hubo mucha destrucción por ser temporada de pastos secos y porque los encierros son de madera, gracias a Dios ningún animal resultó dañado, pero el aviso es claro. Que conste. Y también quiero dejar testimonio de que ayer martes, por la madrugada, en la colonia Nueva Vallejo fue asegurado un aproximado de 100 perros de los que no quedó claro su destino, asunto que apesta por donde se le huela, sin omitir que una vez más y pese a sus anteriores malas experiencias, la autoridad competente no resolvió respetando la normatividad y sospechosamente procediendo a horas inadecuadas al propósito. Ignoro sus razones y los términos jurídicos bajo los que se detuvo a un presunto responsable, según esto protector, por lo que quedaré al pendiente de conocer más al respecto para poder ampliarme. 

producciones_serengueti@yahoo.com
marielenahoyo8@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -