Opinión


Seguimiento al caso del perrito poblano

Seguimiento al caso del perrito poblano | La Crónica de Hoy

Informaciones diversas, varias para celebrar ampliamente, se dieron durante los ocho días transcurridos para nuestro reencuentro en estas páginas. Hemos entonces de ir vitoreando poco a poco algunas, empezando con la correspondiente a los elefantes africanos por cuanto durante la recientemente finalizada CoP 18 de la CITES quedó fuertemente restringida la captura y desarraigo de individuos silvestres que no lleven objeto de conservación in situ, y particularmente su comercialización para traspasarlos a instituciones zoológicas o circos, situaciones estas últimas que personalmente considero que violentan la ética y la moral a que los humanos estamos obligados para con esta fauna, partiendo de que los trashumantes y/o en instalaciones de tipo urbano es prácticamente imposible proporcionarles el bienestar que requieren, tal como es replicarles espacios amplios y naturales, así

como proporcionarles vida familiar que les permita un correcto desarrollo mental y emocional. Siendo así, felicito a la CDMX que inició este camino desterrando a tan atractivos gigantes del Zoológico de Chapultepec, aun tratándose de asiáticos, quedando ya solo el compromiso de lograr mejores condiciones y vivencia para ELY, huésped sola y solitaria del de Aragón.

Y ya sobre el tema que da título a esta colaboración, les cuento que casi al tiempo de haber entregado el texto para el miércoles pasado, donde lamentaba desconocer el destino del perrito poblano al que un ente incalificable le cortó la colita, encima mofándose de su gran hazaña y tomándose video con ayuda de otro espécimen similar, se dio que el canuto llamado ahora NINGO ya había sido localizado, rescatado y derivado al Instituto de Bienestar Animal de la capital poblana donde fue debidamente atendido del brutal daño, afirmándose hasta donde sé, que está saliendo bien librado de la agresión. Obvio fue que al difundirse su caso le salieron adoptantes por doquier, mas no pude corroborar la información ni cuál es la actual condición y posible destino del perrete, pues aunque intenté contacto por varias vías y tanto con @BetyManrique, Secretaria de Medio Ambiente, como con Norberto Roldán, Presidente Municipal de Huehuetlán el Chico, lugar donde se dio el hecho, nunca logré obtener una versión directa debiéndome resignar con lo que ya se dio a conocer en los medios, según me mandó decir el munícipe. Así las cosas, si no soy exacta en los datos agradeceré no reclamárseme. La moda actual, se sabe, es mostrar alergia a los medios, dado lo cual, se conoce que uno de los dos fulanos actuantes (el de las tijeras) fue despedido de su empleo en el Municipio, curiosamente no dándose a conocer hasta la fecha los generales del copartícipe, cuya acción también está tipificada en el Código Penal poblano.  Al respecto, se informó que quedó abierta la Carpeta de Investigación con el extraño número de folio 300/2019/Chiautla, y cito lo de extraño debido a que el procedimiento, insisto, debió abrirse sobre los dos violentadores y en dos vías: la penal y la administrativa, a fin de sumar sanciones y resolverse con una sanción ejemplar. Sin impunidad ni piedad para quienes no la tuvieron hacia una criatura totalmente indefensa, por lo que...

Sería muy penoso que este caso terminara sin justicia como sucedió con el husky de la Condesa, que pese a interponerse denuncia con aportación de video documentando EL MOMENTO y contándose con testigos presenciales corroborándolo, al no haberse presentado el responsable del perro ni al mismo cachorro, y ¡el colmo!, por haberse dado a conocer la identidad del violentador, el asunto no procedió. Resultó mentira eso de que el fulano fue encarcelado, como dio cuenta una puntual investigación publicada en el Fb de quien tiene el canal llamado @mafiantv y que se presenta como creativo, productor de conciertos, vlogger, YouTuber ácido, periodista y amante de los tenis, con 28.3k de seguidores, y que puesto a la averiguación patentizó que lo asegurado en diferentes medios había sido una fake new. Al maltratador no le pasó nada, y pudiera ser que incluso siga cosechando irresponsables incautos y hasta en el mismo lugar, lo que por cierto no está permitido según entiendo que cita el Artículo 25, fracción X de la capitalina Ley de Protección a los Animales, además, cobrando por la prestación del servicio a expensas de usar un área común sin pagar lo que en tal caso correspondería. ¿Hasta cuándo?

 

producciones_serengueti@yahoo.com
marielenahoyo8@gmail.com

 

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -