Mundo


Seguridad fronteriza de EU empeoró tras forzar Trump cierre del gobierno

Se disparan bajas de agentes de la Patrulla Fronteriza y de seguridad de los aeropuertos, tras dos semanas sin recibir sueldo. “Es una tremenda ironía”, se lamenta la vicepresidenta de Jueces de Inmigración

Seguridad fronteriza de EU empeoró tras forzar Trump cierre del gobierno | La Crónica de Hoy

La seguridad fronteriza es irónicamente una de las funciones del gobierno de Estados Unidos más afectadas por el cierre parcial de la Administración, que persiste por la insistencia del presidente Donald Trump en que el Congreso apruebe una millonaria financiación para el muro en la frontera con México.

Mientras la atención se divide entre la Casa Blanca y los líderes demócratas, funcionarios, abogados especializados y expertos han advertido a medios nacionales sobre demoras en procesos judiciales relacionados con migración o de la situación de los agentes de la Patrulla Fronteriza y de seguridad de los aeropuertos que deben trabajar sin recibir remuneración.

E-Verify, el sistema consultado por numerosas empresas para evitar contratar indocumentados, no está disponible, al tiempo que la lista de funciones en suspenso aumenta con el paso de los días y abarca desde la no publicación de datos agrícolas hasta el cierre atracciones como parques, museos y zoológicos.

Permisos por enfermedad. Un informe difundido por la cadena CNN señala que centenares de trabajadores de la Administración de Seguridad del Transporte (TSA, por sus siglas en inglés) han informado en sus trabajos de su ausencia por enfermedad.

La versión periodística, que cita a funcionarios de TSA y del sindicato de empleados de esa agencia, advirtió de esta situación en los aeropuertos John F. Kennedy de Nueva York, Dallas-Fort Worth, así como Charlotte y Raleigh-Durham, de Carolina del Norte.

Un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés), Tyler Houlton admitió un aumento de las ausencias, que atribuyó en algunos casos a que los empleados no pueden pagar el cuidado de sus niños.

“Están molestos”. En cuanto a los agentes de la Patrulla Fronteriza, el presidente del Sindicato de Empleados del Tesoro Nacional, Tony Reardon, quien representa a unos 30 mil oficiales declaró que “están molestos y tienen miedo; están haciendo su trabajo por el país, sin saber si podrán llevar comida a su mesa”.

La parálisis alcanza también uno de los temas sensibles para el gobierno de Trump, la migración, ya que gran parte de los tribunales encargados del tema están cerrados.

La juez de migración y vicepresidenta de la Asociación Nacional de Jueces de Inmigración, Amiena Khan, consideró una “tremenda ironía” que el sistema se vea afectado por un cierre que busca aumentar la seguridad fronteriza.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -