Mundo


Seis policías heridos en toma de rehenes en Filadelfia

Operación antinarcóticos derivó en un largo tiroteo que llevó a un sospechoso a encerrarse en un edificio con al menos dos personas

Seis policías heridos en toma de rehenes en Filadelfia | La Crónica de Hoy

Al menos seis policías resultaron heridos este miércoles en Filadelfia, Estados Unidos, después de que una operación antidrogas derivara en un tiroteo que se alargó durante más de tres horas. La situación empeoró cuando un sospechoso se encerró en un edificio del norte de la ciudad con dos agentes más como rehenes.
La policía de Filadelfia aseguró que ninguna de las heridas de los agentes amenaza sus vidas, aunque especificó que uno de los policías recibió un disparo en la cabeza.
El suceso empezó alrededor de las cuatro y media de la tarde, una hora menos en Ciudad de México, cuando agentes se dirigían a una casa del norte de Filadelfia a investigar un incidente de narcóticos. Al llegar, al menos dos sospechosos empezaron a disparar a los policías, que respondieron con más disparos, en un tiroteo que se alargó durante tres horas.
La cadena NBC reportó que, según testigos, los agentes pudieron arrestar a uno de los sospechosos, mientras el otro se atrincheró dentro del edificio.
Medios de comunicación estadunidenses mostraron imágenes aéreas, tomadas desde un helicóptero, que mostraban varias calles del barrio residencial de Nicetown-Tioga cortadas y rodeadas por patrullas de policía, que ocasionalmente disparaban a la casa, con decenas de personas observando tras la línea policial a dos cuadras de distancia.
REHENES. El comisario de policía Richard Ross aseguró en una conferencia de prensa que el cuerpo estaba “preocupado por una potencial situación de toma de rehenes”, y advirtió que el sospechoso no parecía tener ninguna intención de entregarse. “Tenemos una situación bastante horrible en desarrollo, y me escuchan decir ‘en desarrollo’ porque no está resuelta”, agregó Ross.
EVACUADOS. Alrededor de las ocho y media de la noche, hora local, una unidad de las fuerzas especiales SWAT intervino y logró evacuar a dos policías que seguían dentro del edificio —aunque no estaba claro si eran los supuestos rehenes o habría más personas dentro—, pero el sospechoso se mantenía atrincherado y disparando desde una ventana.
Poco después, Ross informó de que los seis agentes ya habían abandonado el hospital.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -