Cultura


Sería una barbaridad hacer un tren en toda la península: Mercedes de la Garza

Entrevista, “Esta obra perjudicaría a muchas comunidades indígenas que ahí viven, perjudicaría las zonas arqueológicas y los cenotes, a todo el mundo subterráneo que está bajo una capa muy delgada de piedra caliza. Ese suelo no va a soportar el paso constante de un tren encima y podría provocar hundimientos de cenotes. Espero que los consultados digan que no”, añade la doctora y experta en cultura maya

Sería una barbaridad hacer un tren en  toda la península: Mercedes de la Garza | La Crónica de Hoy

El próximo 15 de diciembre se realizará la consulta para decidir la construcción o no del Tren Maya y la historiadora Mercedes de la Garza señala que espera que todas las personas que serán consultadas, “digan que no, porque sería una barbaridad hacer un tren encima de la península de Yucatán”.

En entrevista con Crónica, la experta en la cultura maya y académica de la UNAM dice que “esta obra perjudicaría a muchas comunidades indígenas que ahí viven, perjudicaría las zonas arqueológicas y los cenotes, a todo el mundo subterráneo que está bajo una capa muy delgada de piedra caliza. Ese suelo no va a soportar el paso constante de un tren encima y podría provocar hundimientos de cenotes. Estoy absolutamente en contra de ese proyecto”.

Otro de los temas que toca Mercedes de la Garza, es la posible contaminación y daños que provocaría el trazo de la vía y luego el paso del tren. “Se afectaría a los cenotes, habría destrucción de zonas protegidas, de los animales y consecuencias a las comunidades indígenas que viven en múltiples poblados. El Tren Maya haría un daño muy grande”.

La doctora De la Garza es miembro de número de la Academia Mexicana de Ciencias y miembro permanente del Comité Científico de las Mesas Redondas de Palenque y del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y señala que la idea de ayudar a los indígenas, manifestada por el Presidente, es muy loable, pero la construcción de este tren sólo busca generar dinero y no precisamente para los pueblos originarios de la región.

El Presidente dice que actuará conforme a la respuesta del pueblo, por lo que De la Garza espera que todos los habitantes de la península digan que no al proyecto.

Respecto al turismo y los posibles beneficios, Mercedes de la Garza señaló que los visitantes extranjeros llegan a Cancún y de ahí van a Chichen-Itzá y Tulum y no mucho más. No se van a ir a un tren que recorrerá toda la península, no lo van a usar, a menos que tengan un mes para estar en la península”, concluyó.

Al respecto, Pedro Sánchez Nava, coordinador de arqueología del INAH, opina que el Tren Maya será beneficioso para las comunidades alcanzadas, para el turismo y para el ejercicio de la arqueología en México.

Ante el arribo del turismo masivo, añade, se tendrán que adecuar los servicios, “Tulum es un sitio muy frágil, pequeño, amurallado, y ahí tendríamos que buscar de qué manera la llegada de turistas debe ser muy ordenada y medir las capacidades de cargas, así como contar con servicios como baños y espacios de introducción de visita a la zona”.

Explicó que la ruta actual tiene alrededor de 2017 sitios registrados en un buffer del tren; “en la medida en que tengamos el proyecto ejecutivo con coordenadas y la propuesta definitiva podremos afinar las cifras y señalar los sitios relevantes por los cuales tendrá que hacerse alguna modificación a la ruta”.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -