Opinión


Sheinbaum, con mucha fortaleza

Sheinbaum, con mucha fortaleza | La Crónica de Hoy

Sheinbaum, con mucha fortaleza

A la que le fue muy bien en su informe de 100 días de Gobierno fue a Claudia Sheinbaum Pardo. A pesar de admitir que no está satisfecha con el tema de seguridad en la capital, en su evento realizado en el Teatro Esperanza Iris de la CDMX, sólo recibió halagos, felicitaciones y varias lluvias de aplausos. Es más, la oposición, que supuestamente tendría la tarea de despedazar sus acciones, le dio el beneficio de la duda y, días antes del evento, le reconocieron su postura de distanciamiento con el Gobierno federal. A más de tres meses de llegar al cargo, a Sheinbaum se le ve entera, con fortaleza y ánimo de transformar a la ciudad, pues dice, es tiempo de pisar el acelerador para alcanzar los objetivos comprometidos con los capitalinos. La seguridad sigue siendo el talón de Aquiles.

 

Puro moreno en el Teatro de la CDMX

Durante el informe de Claudia Sheinbaum de sus primeros 100 días de Gobierno, la oposición brilló por su ausencia. Sí, por el Teatro de la Ciudad de México sólo se asomaron un priista y un panista, de bajo calibre. El alcalde del PRI en Cuajimalpa, Adrián Ruvalcaba, ocupó un asiento en las últimas filas, mientras que el gobernador de Durango, José Rosas Aispuro, la segunda fila. Sin duda, quien tuvo la mención especial fue Beatriz Gutiérrez Müller, presentada como esposa del Presidente, dejando atrás la denominación de Primera Dama. Ella fue quien llenó la ausencia de López Obrador y fue recibida en la entrada del teatro por su amiga Rosa Icela Rodríguez. En el escenario sólo hubo sillas para el Gabinete de Seguridad y Procuración de Justicia de Sheinbaum, mientras que en las primeras lunetas se saludó parte de la clase política que hoy gobierna el país. Los tiros de cámaras se centraron en Yeidckol Polevnsky, dirigente de Morena; Mario Delgado, coordinador del mismo partido en la Cámara de Diputados, y el presidente del Senado, Martí Batres. Puro moreno de hueso colorado.

 

Se desinfla Grin

A la que de plano ya le están haciendo la vida de cuadritos es a la empresa de monopatines Grin. A la firma no le dan más de seis meses de vida debido a que el Gobierno de la Ciudad les está poniendo trabas para operar por el simple hecho de haberlos acusado de no respetar los tiempo de entrega de documentación y de haberse amparado para poder seguir operando con sus patines. Aunque los representantes de Grin niegan una confrontación, es evidente la molestia de la Secretaría de Movilidad en contra de ellos, pues ni siquiera los considera o mantiene una comunicación con la firma como lo hacen con el resto de las otras empresas de monopatines y bicicletas sin anclaje que sí cumplieron en tiempo y forma con la entrega de documentación. Ya no los pela. En la Semovi nos dicen que los días de Grin en la calle están contados aún con todo y su amparo. ¿Será?

 

 

PepeCapitalino@gmail.com
@PepeCapitalino

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -