Nacional


“Si el censo de vacunación funcionará como los censos del Bienestar, nos ganará de nuevo el COVID”…

Inquietan anomalías y alteraciones en los datos. Han ido de un sistema a otro. Se ha pedido inflar registros “para pararse el cuello frente al Presidente”. Entre los Servidores de la Nación hay quien hubiese querido no mezclar actividades: “Zapatero a tus zapatos”

“Si el censo de vacunación funcionará como los censos del Bienestar, nos ganará de nuevo el COVID”… | La Crónica de Hoy

Éste es uno de los lugares para vacunación contra COVID en una colonia en Bo-ca del Río, Veracruz. Ante esta evidencia de falta de higiene, el presidenter López Obrador dijo que “a barrer, lavar y desinfectar” para que sea utilizado para la inmunización

En diversos lugares del país han dejado de ser centros integradores. Hoy se les conoce más como “centros de lamento”.

-¿Por qué? -se le pregunta a Jorge Alberto, Servidor de la Nación (SN) en el estado de Oaxaca.

-Porque la fila de gente quejándose o lamentándose por la falta o el retraso de apoyos federales es interminable. Muchos ni siquiera quedaron censados…

Los centros servirán ahora como sedes de vacunación: primero, para adultos mayores y después para el resto de la población. Desde ahí operarán 10 mil brigadas, a las cuales se han comenzado a sumar los propios SN, abocados durante la administración lopezobradorista a gestión y entrega de becas y pensiones.

Además del uso electoral, el abuso laboral contra estos funcionarios del Bienestar y, en algunos casos, la carencia de condiciones mínimas de higiene y seguridad en sitios definidos como bases operativas, inquietan anomalías y alteraciones en los censos.

En días pasados, el Subsecretario Hugo López-Gatell habló sobre la estrategia de vacunación a más de 12 millones de ancianos:

“Los hemos identificado con base en el censo de los Programas de Bienestar, en específico el programa de becas a los adultos mayores, esto nos permite un nivel de detalle muy importante sobre su distribución en el territorio. Empezaremos por las zonas más remotas”.

“Si basaron el Plan en el censo del Bienestar, habrá muchos problemas, porque no ha funcionado, tiene muchas carencias”, revela María del Carmen, SN en Chiapas.

-¿Qué carencias? -se le pregunta.

-Los censos han sido agarradera de tontos: al principio se capturaron los datos por medio del celular. Fueron pocos a quienes les dieron un móvil, la mayoría tuvo que ocupar el personal. Fue inservible, no se guardaba toda la información y, cuando la gente llegaba a preguntar por su apoyo, ni aparecían en la lista.

Se utilizaba el llamado Sistema de Desarrollo Regional (SIDER), al cual se incorporaba la documentación del prospecto (copia del CURP, credencial de elector, fotografía, firma etc.). La aplicación se bajaba en el móvil y se utilizaba por medio de una contraseña.

“Se perdieron muchos documentos. Me tocó el censo de matrimonios en los cuales el señor sí aparecía y la señora no. Fue un gran atraso, por eso hay personas que hasta ahora no están identificadas y no reciben su apoyo. A los adultos mayores les tuvimos que volver a tomar los datos, ahora en papel, pero el trámite es muy tardado, se lleva hasta seis meses”.

Se trata, corroboró este diario, de un impreso denominado Formato Único del Bienestar (FUB), del cual se puede desprender un cintillo usado por el beneficiario como comprobante.

“Si el censo de vacunación va a funcionar como los del Bienestar, nos ganará de nuevo el COVID. No le veo mucho caso. El sistema nunca ha servido: un montón de beneficiarios desaparecieron, ¿por qué seguir apostando por lo mismo? No servirá de nada”, asegura Francisco Jiménez, SN en Puebla.

-¿Quién maneja esas bases de datos?

-Todo se va a nivel central. Han venido al estado grandes funcionarios federales relacionados con los apoyos, le están mintiendo al presidente. Llegaron a decir que los Servidores estábamos muy bajos en los censos, en números, que debíamos censar hasta a Juan de las Pitas. Dejamos de ser ayudantes de la gente y nos convertimos en competidores de estadísticas.

-¿Y qué ocurrió?

-Comenzamos a censar a lo loco: registrábamos los datos de las personas, pero no se metían a ningún programa, por eso se volvió el centro de los lamentos. Hasta le pagamos a un señor para que anduviera con su bocina en las calles, anunciando los programas. Llegaban madres solteras, señoras cuarentonas con hijos de 30 y las censábamos. Era lo que nos estaban exigiendo, pero no aplicaban para ningún beneficio. Sólo las engañábamos, se quedaban atorados en la base de datos. Lo hicieron para que los superdelegados y funcionarios centrales (el coordinador nacional es Gabriel García Hernández) se pararan el cuello frente al presidente, con base en puras mentiras.

A la par se emplea otra plataforma conocida como Sistema Integral de Programación y Seguimiento ARGOS, cuya finalidad es dar continuidad a la aplicación de programas sociales y entrega de recursos, en la cual también se han detectado deficiencias.

“Los Servidores no podemos constatar de forma directa cuál es el estatus del apoyo, hay que estar llamando siempre a oficinas centrales y eso retarda el proceso”, comenta María del Carmen, de Chiapas.

A TUS ZAPATOS. 

Aunque en general predomina la disposición a sumarse a la campaña de vacunación, hay Servidores de la Nación quienes hubiesen preferido no mezclar actividades…

“Zapatero a tus zapatos”, dice Mercedes García, de Veracruz.

“Es lógico el uso electoral. La organización de programas sociales no tiene nada que ver con medicina, salud o vacunas”, comenta Jorge Alberto, de Oaxaca.

La mayoría, sin embargo, agradece la coyuntura de vacunación contra el coronavirus, porque permite ventilar los rezagos…

“Se han retrasado con el pago de quincenas y regularmente vivimos arañando las paredes. Es poco lo que nos dan, y muchas veces debemos absorber el gasto de papelería y el escaneo de documentos. Son 3 o 4 pesos, pero si lo multiplicas por 100 órdenes de pago, ya es algo de dinero que le hace falta a nuestras familias”, narra Francisco, de Puebla.

“No tenemos horario de trabajo, debemos estar disponibles las 24 horas para lo que se les ocurra a los jefes, pero bueno, elegimos estar aquí y no tenemos opción. Pero el exceso de trabajo no es lo que más molesta”.

-¿Entonces qué es?

-Que también a este nivel hay influyentismo y amiguismo. Muchos voluntarios le han echado ganas, pasa el tiempo y siguen en las mismas, no los contratan como Servidores. En cambio, a los amigos o parejas de los coordinadores, subdelegados y delegados, rápido les dan el puesto. En mi grupo, que se conforma de seis, dos jubilados se cansaron del maltrato y renunciaron, esas plazas eran para los que están talachando, pero se las dieron a la novia y  cuñada de un subdelegado. Eso no se vale…

DIFERENCIAS NUMÉRICAS

Mientras el subsecretario Hugo López-Gatell ha hablado de la vacunación de 12 millones 400 mil adultos mayores, el presidente López Obrador refiere 15 millones: 3 millones en comunidades alejadas, 6 millones en ciudades medias y 6 millones en grandes ciudades.

EL DATO

*De los 8 millones de ancianos que en la actualidad reciben pensión del gobierno federal, 3 millones no lo obtienen a través de una sucursal bancaria, porque viven en comunidades apartadas. Por eso se crearon 10 mil centros integradores.

 

Comentarios:

Destacado:

+ -