Opinión


Sin plan emergente ante contingencia en la CDMX

Sin plan emergente ante contingencia en la CDMX | La Crónica de Hoy

Luego de que autoridades ambientales en el Valle de México realizaran mediciones en la calidad del aire de la capital, este fin de semana, se activó la primera contingencia ambiental de lo que va de la actual administración; en dicha medición, los niveles de contaminación por ozono rebasaron los 150 puntos la tarde del sábado pasado por lo que la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) activó la Fase 1 de Contingencia por Ozono.

Cabe señalar que desde hace ya algunos meses no se registraban valores de más de 150 puntos en el Índice de Calidad del Aire por lo que la medición de este fin de semana, además de dejarnos un precedente, nos obliga a realizar diversas reflexiones en lo que tiene que ver con la Secretaría de Medio Ambiente capitalina toda vez que, hasta el momento, es poca o nula la información que existe respecto a las acciones que se van a tomar para mitigar la contaminación en la Ciudad de México.

Por si fuera poco, la Organización Meteorológica Mundial (OMM) anunció el mes pasado, que el 2019 podría ser uno de los años más calurosos de los que se tenga memoria, producto de diversos fenómenos meteorológicos que se vieron reflejados en el 2018, por lo que el año pasado resultó ser el cuarto más caluroso de la historia y se teme que el presente sea mucho más intenso que el anterior.

Basado en esos datos, es preocupante que, hasta el momento, tampoco se tenga claridad de las acciones que se llevarán a cabo en la capital mexicana para hacerle frente a las altas temperaturas que se registrarán en los próximos días, tal y como se ha estado advirtiendo desde diversos órganos especializados.

Entre las consecuencias que nos dejarán los intensos calores, estarán las concentraciones elevadas de contaminantes y con ello, aumentarán enfermedades respiratorias; también se agudizará la escasez de agua potable y con ello, enfermedades gastrointestinales en la población y, como es ya una tradición, la zona más afectada será el oriente de la Ciudad de México.

Para ello, desde el Congreso capitalino en coordinación con el gobierno local, ya tuvieron que haber planteado el problema y estudiado una solución, no en contra de la naturaleza misma, sino de las acciones que cada ciudadano tendrá que establecer para evitar enfermedades y por lo que vemos, hasta el momento no se ha contemplado.

Por ejemplo, en estos momentos ya debería existir una campaña mediática que informe sobre la atención que brindarán los hospitales a quienes presenten algún problema derivado, así como los cuidados que debieran tener para evitar complicaciones; asimismo, se debe poner a disposición de la gente un número telefónico que oriente sobre los centros y formas de abasto de agua con el fin de evitar la anarquía que siempre prevalece en esta temporada, relacionada con las pipas; también, urge una amplia coordinación con las alcaldías para priorizar el suministro de agua potable a los más afectados.

Lo anterior no es para menos, puesto que se ha comprobado que la crisis del agua es un detonante de los principales conflictos sociales que se registran en la capital del país por lo que, de no atenderse estos problemas, no descartemos entonces y de nueva cuenta, cierre de calles e infinidad de protestas por todos lados.

Siendo que este problema es ya prácticamente una tradición en la Ciudad de México resulta lamentable que, hasta el momento, ningún gobierno capitalino haya implementado una solución a la difícil situación del agua que año con año azota a los capitalinos y si bien esta crisis no es endémica del Valle de México, en algunas otras ciudades ya han puesto cartas en el asunto con resultados muy efectivos.

Asimismo, parece increíble que en el congreso local no exista un plan emergente a corto y mediano plazo que ayude a solucionar el inminente problema de la escasez del vital líquido y así evitar el caos que se avecina por falta de acciones preventivas a un problema que curiosamente, siempre avisa y aun así, nunca se hace nada. 

 

Twitter: @julioc_moreno

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -