Escenario


Ska-P canta a la fraternidad en el Palacio de los Deportes

La banda ofreció el primero de los dos conciertos en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México, donde desbordó la emoción de sus seguidores.

Ska-P canta a la fraternidad en el Palacio de los Deportes | La Crónica de Hoy

Fotos: Diego Almanza

Noche de canticos a la libertad, la fraternidad, la justicia y la diversidad en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México, en el primero de los dos conciertos que tiene la banda española Ska-P, icónica para la comunidad latina en el género. En esta primera presentación logró reunir a 22 mil personas.

Entre gritos de “Ska-p, Ska-p”, “Olé, olé, olé, olé, Ska-p, Ska-p” la banda salió al escenario minutos antes de las 20 horas. Entre gritos y brincos comenzó el show con “Poder pa’l pueblo”, uno de sus temas más longevos que sirvió como detonador de energía que explotó con “Estampida”, que bien representaba el sentido de euforia de los asistentes, seguida “Gato López” y “Mestizaje”.

Una canción de su repertorio que también sonó fue “Niño soldado”, la cual antecedió al tema que hace una crítica a la tauromaquia: “Vergüenza”, en la que Yebra salió al escenario portando un traje de luces, pero a diferencia de los habituales espectáculos taurinos, donde son los animales quienes reciben las estocadas, él fue quien cayó.

Otro de los performances que presentaron fue “Crimen Sollicitationis”, que critica a los padres pederastas y el papado de Benedicto XVI. En la interpretación de ésta un enorme cuervo disfrazado de religioso voló en el escenario y al final de la letra sonó el grito: “¡Muerte al Vaticano!”.

Hay que decir que el concierto tuvo distintos momentos emotivos. Uno de ellos fue cuando José Miguel Redin, guitarrista de la banda, invitó al escenario al pequeño Micky Ced, integrante de la asociación civil 19s México, la cual se formó después del terremoto de 2017, para pedir que se sumaran a esta organización que ayuda a personas vulnerables.

Otro momento emotivo fue cuando Roberto Gañán menciono en el escenario; “quiero presentarles a Armando, un seguidor de Ska-P, que ya tenía sus entradas para estar aquí, pero perdió la vida en un accidente el pasado 24 de diciembre. Esta noche Armando estará con nosotros, porque jamás abandonamos a un colega y seguidor”, dijo el vocalista al cambiarse de playera por una que tenía el rostro de Armando, momentos después le dedicaron la canción “Colegas”, una de las más esperadas por el público mexicano.

A mitad del evento, se logró observar una movilización de aproximadamente 15 policías de la PBI, persiguiendo a un joven que al ser detenido se le confiscaron algunas cosas que a la distancia se observaba como pequeños paquetes, los cuales guardaba en sus bolsas, luego fue retirado del lugar y el evento continuó sin ningún otro problema.

A pesar de que en el repertorio que la banda tocó en el Palacio de los Deportes, estuvo conformada por las canciones más emblemáticas de la banda como “Intifada”, “Colores”, “Jaqué al Rey”, “Niño soldado”, “El vals del obrero”, “Derecho de admisión” y “Legalización”, entre otras. Al platicar con algunos asistentes del lugar al culminar el evento, decían a su consideración faltaron algunas declaraciones características de la banda en favor de la situación con los migrantes al sur del país, y es que hay que decir que el evento duró dos horas sin ninguna mención especial del vocalista al público mexicano.

Luego del gran concierto de la banda española en la capital del país, Ska-P se estará presentando el próximo 29 de enero en el Auditorio GNP Seguros de Puebla.

havh

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -