Nacional


Supervisa cilindros institución fantasmal

La Agencia de Seguridad, Energía y Medio Ambiente (ASEA), cuenta con una nómina de 440 plazas y sueldos a directivos superiores a los 149 mil pesos

Supervisa cilindros institución fantasmal | La Crónica de Hoy

La ASEA tiene el objetivo de regular y supervisar la seguridad industrial y operativa del sector hidrocarburos (entre ellas el buen estado de los cilindros de gas doméstico), pero con nulos resultados y alta corrupción

(Segunda Parte)

Un órgano fantasmal, del cual poco se conoce y de escaso impacto, está involucrado, al menos en el papel, en la inseguridad de los cilindros de gas doméstico.

Se llama: Agencia de Seguridad, Energía y Medio Ambiente (ASEA), la cual se mantiene hasta la presente administración, con una nómina de 440 plazas y sueldos directivos superiores a los 149 mil pesos. Pero nulos resultados…

Surgió tras la reforma energética, cómo instancia desconcentrada de la Secretaría del Medio Ambiente y con el objetivo de regular y supervisar la seguridad industrial y operativa del sector hidrocarburos.  

De esta dependencia, de los actos de corrupción derivados del papeleo extremo y de la inviabilidad de un fondo destinado a la sustitución de tanques, charla Víctor Figueroa, presidente de la Asociación de Distribuidores de Gas LP (ADIGAS), la cual representa a las empresas medianas y pequeñas del ramo.

“A partir de la reforma de 2014, la ASEA debe intervenir en la seguridad de los procesos. Es la que tiene que supervisar y a la que presentamos cada año los dictámenes del manejo de cilindros, del estado físico de las unidades de reparto, de la planta y del nivel de capacitación”, devela el dirigente.

¿Y funciona?


Con los recortes, está más difícil.

—¿Quién la conoce?

—Casi nadie, sólo los que estamos en el medio.

—Da la impresión de que le están reportando a un fantasma, sin cabeza ni dientes…

—Han tenido muchos problemas, les metieron un recorte del 30 por ciento, luego otro.

—¿Y a poco envía gente a inspeccionarlos?

—Tiene una operatividad muy reducida, quizá menor al 30 por ciento.

—Ahora Profeco también los tiene en la mira…

—El resultado será que tendremos que presentar un reporte a la CRE, otro a la Secretaría de Energía, otro a la ASEA y uno más a la Profeco. La propuesta es que sea una sola autoridad, pero por lo que se ve apostarán por una cuarta capa llamada Profeco. Al final, el más perjudicado será el cliente, hoy cada empresa tiene tres o más personas dedicadas exclusivamente a presentar reportes a todas estas autoridades. Estamos sobrerregulados y el reto es que todas las normas que se han hecho a lo largo del tiempo y con criterios diferentes, se conjunten y modernicen, porque hoy el usuario que compra un tanque de 20 kilos paga al menos 30 pesos más de regulación.

—Va el gobierno federal por una nueva norma…

—Encantados, pero entonces que quiten toda la regulación que ya tenemos, porque no queremos capas que terminen anulando todo: es tal la cantidad de papelerío, que ya ni las autoridades se entienden. Es una solución muy fácil, desde el punto de vista político, salir a decir que se va a normar, se escucha muy bien, pero los clientes no necesitan más costos. No queremos estar en la ilegalidad, sólo pedimos que si se hará otra norma, que sea la buena, la que resuelva el problema en definitiva, porque ahora hay algunas que hablan de cosas antiguas, como el uso de guantes de carnaza que ya ni existen, pero llegan los inspectores y dicen: ¿dónde están los guantes?

—Se presta a pura corrupción…

—Sí, son nichos de corrupción, de moche.

—La misma Profeco y Hacienda también han documentado que ustedes ganan mucho con la venta de gas.

—En el último sexenio nos pusieron más regulaciones que en toda la historia de la distribución de gas en el país y, ya lo decíamos, cumplirlas tiene un costo. Si nos quitan la mitad de eso, la mayoría duplicado, sería distinto. Y otra cosa, qué bueno que Profeco está informando de los precios, del servicio, pero sus datos tienen un sesgo.

—¿Cuál?

—Si va a contar el IVA, que lo cuente en todo, porque quita el IVA al precio que nos vende Pemex el gas, pero sí se lo pone al precio que le estamos dando al público y ése ya no es ganancia, es una forma de engañar. Y debe comparar peras con peras, porque no es lo mismo vender gas en la Península de Baja California Sur, embarcado en Houston, bajado en barco por el Canal de Panamá y atravesado por el Golfo de Cortés, que venderlo en Tabasco, a un lado de la refinería. Los precios deben reflejar la logística.

—¿Qué les parece la idea de un Fondo o Fideicomiso con el cual estén obligados a destinar un porcentaje de sus ventas para la renovación de cilindros, como se hizo en el pasado?

—Mientras Pemex era el único que producía o importaba gas, había forma de controlar un esquema así, porque se sabía cuánto compraba y cuánto debía aportar, pero se acabó cuando se abrió la frontera a más importadores, el gobierno dejó de tener el control: podía comprar mil kilos y sólo reportaba 20, pero es un cambio que nosotros no provocamos.

—¿Entonces sería inoperable?

—Lo podrían implementar, pero ¿cómo lo aplican? Es como si dijeran a los taxistas que por cada kilómetro recorrido deben cooperar para un fondo, pues sólo reportarían lo que les conviene. Quien reporte todo, acabaría perdiendo. Nuestra propuesta es que hagan que todos invirtamos y reportemos esa inversión, así el parque nacional de cilindros subiría su nivel de seguridad, es una fórmula preventiva, porque el troquel no garantiza que la empresa se haga responsable de un accidente, siempre encontrará la forma de zafarse.

 

Las cifras


Los gaseros realizan  1 millón de servicios al día.

Las ventas de gas LP, entre cilindros y tanques, representan 160 mil millones de pesos a nivel nacional.

Se tienen registradas 1, 200 plantas de distribución de gas.

México con otros países

En México: Se tienen registradas más de mil 200 plantas de distribución de gas doméstico.

Brasil: Cuatro empresas concentran el 85 por ciento de la distribución.

Chile: Tres empresas cubren el 100%.

Argentina: Tres empresas concentran el 62 por ciento.

Turquía: Tres empresas abarcan el 87 por ciento.

Uruguay:  Cuatro empresas concentran el 100 por ciento.

Perú:  Cinco empresas concentran el 82 por ciento.

Colombia:Tres empresas controlan el 70 por ciento.

Costa Rica: Tres empresas concentran el 100 por ciento.

Panamá: Dos empresas abarcan el 100 por ciento.

Fuente: Estudio realizado por ADIGAS – ASOCINOR – ASEMGAS, con base en datos de Cofece y organismos de competencia y regulación de los diversos países.

 

 

 

Qué dice la Comisión Federal de Competencia Económica*

El anteproyecto indica que los distribuidores o expendedores deberán mediante un marcado permanente colocar en los recipientes portátiles su marca comercial y, en su caso, el del grupo de interés económico (GIE). Se considera que el cumplimiento de los lineamientos generaría a los distribuidores y expendedores costos adicionales que podrían inhibir la entrada de nuevos competidores al mercado, y que podrían provocar un aumento en el precio del Gas LP a los consumidores finales. Podría desplazar indebidamente a otros agentes económicos, impedirles su acceso o generar ventajas exclusivas en favor de uno o más agentes económicos. Ello tendría como resultado una mayor concentración de mercado y una menor presión competitiva, lo que podría redundar en aumentos de precios para los usuarios finales.

*Consideraciones en materia de competencia sobre lineamientos para el intercambio de recipientes portátiles entre permisionarios de gas L.P., emitidas el 8 de octubre del 2018.

 

 

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -