Mundo


Surgen nuevos indicios que señalan al pangolín como origen de la pandemia

Investigadores chinos detectan que este pequeño mamífero es portador de varios coronavirus muy similares al causante del COVID-19, aunque eso no es una prueba definitiva.

Surgen nuevos indicios que señalan al pangolín como origen de la pandemia | La Crónica de Hoy

Chinas sostienen a dos pangolines, presuntos “culpables” de la pandemia.

Un equipo de científicos chinos ha demostrado que los pangolines son portadores de coronavirus estrechamente relacionados con el SARS-CoV-2, el virus causante de la pandemia de COVID-19. Sin embargo, esta relación no es suficiente para concluir que estos animales son los responsables directos de haber transmitido el virus a los humanos.

El pangolín es el mamífero con el que más se trafica ilegalmente y que se utiliza como alimento y en la medicina tradicional china.

El SARS-CoV-2 apareció por primera vez en la ciudad de Wuhan, en China. Concretamente, el primer origen conocido es el mercado de mariscos de la ciudad, donde se vendían animales salvajes como comida.

Aunque hay pruebas que sugieren que los murciélagos son el reservorio del SARS-CoV-2, los científicos siguen sin saber qué animal pudo ser el huésped intermedio, entre los murciélagos y los humanos, que facilitó la transmisión del virus a los humanos.

VÍNCULO. Esta nueva evidencia surge de un estudio publicado ayer en la revista Nature, que explica que la variedad malaya de pangolín es portadora de estos coronavirus relacionados con el SARS-CoV-2.

El estudio, liderado por los virólogos chinos Yi Guan, de la Universidad de Hong Kong y Yan-Ling Hu, de la Universidad de Medicina de Guangxi, advierte que el parecido entre estos virus no es suficiente para confirmar que los pangolines son el origen de la actual pandemia.

Sin embargo, asegura que los hallazgos sugieren que estos mamíferos salvajes “son un segundo huésped de los coronavirus”, por lo que su venta en los mercados de fauna silvestre debería estar estrictamente prohibida.

El estudio analizó muestras de 18 pangolines malayos incautados en operaciones de lucha contra el contrabando en el sur de China entre agosto de 2017 y enero de 2018, y en todos ellos encontraron distintos tipos de coronavirus.

GRAN SIMILITUD. Los virus de estas muestras tenían una similitud genética de entre el 85 y el 92 por ciento con el SARS-CoV-2. Además, en uno de estos virus, la región que facilita su entrada en la célula es muy similar a la del virus actual.

No obstante, ninguno de los coronavirus de pangolín tenía la alteración específica del SARS-CoV-2 humano, lo que pone en duda que los pangolines sean responsables directos en la transmisión del coronavirus a los humanos.

MAYOR CONTROL. Aún así, los autores del estudio advierten de que los pangolines deben someterse a una mayor vigilancia para comprender su papel en la aparición de coronavirus con potencial para infectar a los seres humanos.

 

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -