Bienestar


Tecnología y pandemia

Si el uso de internet en las grandes ciudades ha permitido el home office a muchísimas personas, cabe pensar que su llegada a sitios remotos ha hecho más llevadero el aislamiento a muchas familias

Tecnología y pandemia | La Crónica de Hoy

Según su definición, la tecnología es la combinación de conocimientos y saberes científicos (ciencia) y habilidades (técnica) que, aplicados de forma ordenada, permiten al ser humano satisfacer sus necesidades o resolver sus problemas.

Muchos hemos llegado a pensar cómo sería vivir la pandemia sin el uso de ninguna las tecnologías de nuestros tiempos y sobre todo de las ligadas al uso de internet, las cuales nos han permitido trabajar a distancia y tener disponibles múltiples opciones de entretenimiento, aunque eso implique estar frente al televisor o pantalla por horas.

Obviamente, todo esto sin considerar que aún hay muchísimas familias que no cuentan con lo indispensable, muchos menos internet.

Si el uso de internet en las grandes ciudades ha permitido el home office a muchísimas personas, cabe pensar que su llegada a sitios remotos ha hecho más llevadero el aislamiento a muchas familias, incluidos jóvenes y padres profesionistas citadinos, quienes han podido combinar las ventajas de trabajar a distancia con las ventajas de estar seguros en el campo.

Hace poco visité a mi familia en San Luis Potosí, varios de ellos, para protegerse de la pandemia, decidieron irse de la ciudad al campo y llevan ahí ya el año que ha durado el confinamiento. Esto no hubiera sido posible sin internet, gracias a él han podido trabajar a distancia e incluso contar con entretenimiento, vía diversas plataformas de streaming, lo que combinan con todas las tareas que implica vivir en el campo: cuidar a los animales que tienen, cuidar sus árboles, sus hortalizas.

Vivir en el campo, para muchos, puede ser sinónimo de aislamiento, pero nada mejor que estar en contacto con la naturaleza para hacer más llevadero este confinamiento.

No es lo mismo vivir encerrada en un departamento de 90 metros cuadrados, con el miedo de salir al supermercado o a cualquier diligencia gracias a que los vecinos siguen viendo el semáforo naranja como un verde esmeralda, que tener lo necesario y sólo ir a la ciudad de vez en cuando por lo que haga falta.

Viéndolo así, ¡bendita tecnología! ¿No lo cree así?

Comentarios:

Destacado:

+ -