Opinión


Tendido de flores, ofrenda a Miguel León-Portilla en su primer aniversario luctuoso

Tendido de flores, ofrenda a Miguel León-Portilla en su primer aniversario luctuoso | La Crónica de Hoy

A un año del fallecimiento del historiador y filósofo mexicano, Miguel León-Portilla (1926-2019), integrante de El Colegio Nacional, el poeta náhuatl Natalio Hernández, escribió Cinco lienzos para mi maestro Miguel León-Portilla con el propósito de despedir a su mentor. Cinco xochipetlatl, que en realidad son siete, conforman la nueva publicación, comenta el escritor distinguido con el Premio Nezahualcóyotl de Literatura en Lenguas Indígenas.
“El título del libro alude a las raíces de la cultura náhuatl. Los lienzos para nosotros son un tendido de flores que uno puede ofrendar a las personalidades más distinguidas. Hay uno al principio y un tendido de flores final. Esa imagen de los lienzos para mi es poética, es como la flor y el canto que él tanto amó y que tanto profundizó en su estudio a través de la poesía de Nezahualcóyotl que es nuestro poeta y gobernante”, afirma el escritor.
“Para mí los cinco lienzos recogen los momentos más culminantes, más esplendorosos de mi trato con el maestro. Empiezo con el primer momento que es la imagen del maestro, después aparece la imagen del amigo, después la del colega, cuando ya era yo miembro de la Academia Mexicana de la Lengua, y finalmente aparece la imagen del sabio, un hombre ya de 90 años, que es muy admirado, muy respetado, muy conocedor de las raíces nuestras y por lo tanto es un Tlamatini, un sabio.
Satisfecho por los importantes momentos que a lo largo de 40 años caminó con su maestro, Natalio Hernández recuerda su primer encuentro a través de los libros.
La visión de los vencidos, La filosofía Náhuatl estudiada en sus fuentes, y Trece poetas del mundo azteca que después transformó en Quince poetas del mundo náhuatl, fueron las primeras lecturas de Hernández.
“Los leí y me asombré profundamente, fue un reencuentro conmigo mismo, porque yo vengo de una cultura viva náhuatl de la Huasteca, y encontrar libros que hablaran sobre mi cultura y que me mostraran ese mundo maravilloso, me impresionó bastante”.
“El segundo momento fue cuando pudimos encontrarnos a partir de 1980, que él acompaña a los hermanos nahuas de Santa Tlacotenco Milpa Alta y empieza a organizar los encuentros de amantes de lengua náhuatl que acompañó por más de 10 años y yo tuve oportunidad de conocerlo personalmente”.
Entre las distintas anécdotas que el autor comparte en su reciente libro, al que califica como un texto familiar, porque contiene escritos de personas cercanas a León-Portilla, como Eduardo Matos Moctezuma, José María Muriá, Ascensión Hernández de León Portilla y María Luisa León-Portilla Hernández, destaca una, a propósito de El Congreso Internacional de las Academias de la Lengua Española que se realizó en Puebla en 1998.
“Él me buscó de manera muy insistente para que habláramos porque yo no estaba en México, sino en Nicaragua, en la región mezquita impartiendo un taller de literatura en lenguas indígenas y al regresar me reporté con él y me dijo: ‘Nataliotzin quiero que asistas en mi representación para tomar la palabra en la clausura de El Congreso Internacional de las Academias de la Lengua Española’. Yo en ese momento quería desaparecer. Dije cómo voy yo a representar a mi maestro, yo no soy miembro de esa Academia. Asistí y afortunadamente pude escribir un pequeño texto que le llamé: El español también es nuestro.
Después él se enteró de que me había ido bien y me felicitó, yo disfruté mucho ese momento y también me sentí muy contento de haber respondido a la invitación que me hizo de una manera muy digna mi maestro León Portilla”.
“Don Miguel dejó grandes enseñanzas, entre éstas, el camino abierto para que los mexicanos nos unamos a partir de nuestras raíces milenarias, primigenias, enriquecida esta raíz con la presencia de la cultura europea en México” afirma el poeta náhuatl Natalio Hernández, sobre el legado de Miguel León-Portilla.
La presentación del libro Cinco lienzos para mi maestro Miguel León-Portilla, coordinada por el colegiado Eduardo Matos Moctezuma, contará con la intervención de Ascensión Hernández Triviño, Pilar Máynez Vidal, Adelfo Regino Montes, Juan Villoro y Matos Moctezuma, ambos integrantes de El Colegio Nacional y del autor. Se transmitirá en vivo el jueves 1 de octubre a las 6:00 pm por las plataformas digitales de El Colegio Nacional. 
Plataformas digitales de El Colegio Nacional: Página web: www.colnal.mx, Youtube: elcolegionacionalmx y Facebook: ColegioNacional.mx, Twitter: @ColegioNal_mx

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES


LO MÁS LEÍDO