Opinión


Tensión en Bucareli

Tensión en Bucareli | La Crónica de Hoy

Tensión en Bucareli

Se vivieron momentos de tensión en la reunión entre media docena de gobernadores y funcionarios federales en la Secretaría de Gobernación para tratar el tema del abasto de gasolina.

Aunque a la salida del evento todos coincidieron en que fue una reunión positiva y cordial, comienza a saberse que los gobernadores no estaban dispuestos a que les dieran atole con el dedo.

Pusieron en duda las cifras manejadas por el gobierno federal y las contrastaron con las suyas propias. En varios casos no coincidieron.

Lo que preocupó en serio a los mandatarios es que al presidente López Obrador le estén aportando cifras que no corresponden con la realidad y, por lo tanto, tome decisiones erróneas.

 

La Guardia en el aire

El Presidente quedó insatisfecho.

No le gustó la iniciativa para crear la Guardia Nacional tal y como la aprobaron los diputados.

López Obrador quiere que la militarización de la Guardia Nacional quede expresada con nitidez, como decía el texto original, que fue alterado, se dice en San Lázaro, por gente de la bancada mayoritaria de Morena, en particular por el legislador Pablo Gómez.

Tocará a los senadores llevar a cabo las correcciones para que amaine la insatisfacción del presidente y complacerlo con un texto a modo.

En el actual periodo extraordinario no será posible hacer cambios, de manera que habrá que esperar.

Lo cierto es que los días pasan y la Guardia Nacional sigue en el aire.

 

Sobre el ánimo popular

A López Obrador le gusta jugar de local. Cuando detecta que el ánimo popular le augura un recorrido complicado en alguna entidad, con más chiflidos que aplausos, prefiere cancelar o posponer.

Lo hizo en Puebla y más recientemente en Aguascalientes, argumentando en el primer caso una celada neofascista y en el segundo un ánimo popular adverso.

Su actitud contrasta con la de varios gobernadores que lo han acompañado en sus mítines y aguantan vara ante reclamos y abucheos, al grado de que el propio AMLO ha tenido que apaciguar los ánimos.

La anunciada visita a Jalisco tampoco pintaba muy bien, pues el ánimo popular tampoco es muy favorable que digamos, pero la visita se mantiene firme.

Acaso porque coincide, vamos a decirlo así, con la reapertura del ducto que va de la refinería de Salamanca hasta Jalisco.

Para cuando el presidente llegue a la perla tapatía ya habrá gasolina, lo que sin duda mejorará el ánimo popular.

 

Pescando petróleo

Se extiende la demanda de suspender los permisos de pesca en las inmediaciones de las plataformas petroleras en Campeche.

Y es que se multiplican los indicios de que también en las instalaciones de alta mar los huachicoleros, insaciables, hacen de las suyas.

Los permisos de pesca son el pretexto ideal para que barcos de diversos tamaños merodeen por la zona. De otra forma no habría razón para que estuvieran cerca de las plataformas.

Se habla en la ciudad amurallada de otro tipo de piratería, una que no quiere cofres con tesoros, sino la que tiende sus redes para pescar barriles de crudo.

 

pepegrillocronica@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -