Metrópoli


Terminan albergue para niños en riesgo... y lleva seis meses sin usarse

Sus 8 mil metros cuadrados permanecen sin usar ya que el actual alcalde de Xochimilco, Juan Carlos Acosta, desconoce la autorización firmada por su antecesor, el delegado Avelino Méndez, quien hoy es Subsecretario de Programas de Alcaldías y Reordenamiento de la Vía Pública.

Terminan albergue para niños en riesgo... y lleva seis meses sin usarse | La Crónica de Hoy

Uno de los espacios del hogar para niños, niñas y adolescentes.

Un centro de atención con capacidad para 200 niños, niñas y adolescentes en situación de riesgo (víctimas de trata, violencia intrafamiliar, explotación, migrantes o que sobreviven en las calles) está listo para operar desde hace más de seis meses, pero sus 8 mil metros cuadrados permanecen sin usar ya que el actual alcalde de Xochimilco, Juan Carlos Acosta, desconoce la autorización firmada por su antecesor, el delegado Avelino Méndez, quien hoy es Subsecretario de Programas de Alcaldías y Reordenamiento de la Vía Pública.

Fundación Casa Alianza, una organización civil con 31 años de experiencia en casos de niños sin acceso a familia, es la víctima de este enredo. Desde abril, representantes de Casa Alianza van y vienen infructuosamente de la Alcaldía para tratar de echar a andar el proyecto.

La última sugerencia de las autoridades de la Alcaldía Xochimilco es que la fundación tramite nuevamente los permisos de inicio de construcción para instalaciones que ya están acabadas, bajo promesa de tomarles en cuenta lo pagado previamente.

La situación, calificada como kafkiana por el personal técnico y jurídico que atiende el tema para los afectados, ha implicado que permanezca congelado el mayor proyecto capitalino de atención a niños, niñas y adolescentes en situación de riesgo. Seis meses en los que ningún menor ha utilizado los espacios que cumplen rigurosos requisitos de manejo y apoyo a este tipo de población vulnerable. Increíblemente, la solicitud de que se tramite un permiso por segunda vez, viene después de que la propia autoridad local sugirió (y vio cumplidos) la aplicación de tecnología ecológica en las instalaciones.

En efecto, la obra siempre estuvo en el radar de la alcaldía, pero hubo silencio absoluto sobre lo que ahora impide utilizar la construcción.

El albergue se inauguró formalmente en abril, pero después de la celebración vino el absurdo. La alcaldía se niega a permitir la apertura alegando que el último delegado firmó un permiso de obra en el que hay errores, así que para la autoridad actual no vale...

El silencio previo en la alcaldía convirtió en kafkiano un asunto que debió quedar en un mero trámite que tenía que corregirse. Incluso hubo una suspensión en las obras de 11 meses por temas de protección civil que Fundación Casa Alianza tramitó pero que nunca tuvo respuesta. El asunto llegó a juzgado y se resolvió; la construcción reinició, pero el error administrativo en el permiso de construcción especial (la licencia para obras de estas dimensiones) se perpetuó sin que la alcaldía dijese nada.

Terminada la obra, se negó la ocupación y operación de este lugar en Tepepan, por lo que la alta demanda que recibe la organización tiene que atenderse a partir de sitios alternos. Ya se han rechazado a niños y jovencitos por falta de lugar.

EL PROYECTO. El 30 de abril se realizó la inauguración de la nueva sede Fundación Casa Alianza, una construcción diseñada para cumplir requerimientos de estancia de niños y jovencitos (de los 12 hasta antes de los 18 años) en situación de riesgo. Se trata de un proyecto amigable con el medio ambiente, pues cuenta con sistemas de captación de agua pluvial, celdas fotovoltaicas, planta potabilizadora y hasta con una planta de tratamiento de aguas residuales.

Después de una búsqueda de casi 4 años para encontrar el terreno correcto de acuerdo al tamaño, precio, uso de suelo y otras características, Casa Alianza adquirió el predio en 2015. Un año después el trámite de los permisos y la manifestación de construcción fue realizado y logrado el 20 de Abril de 2016, después de múltiples reuniones con las autoridades delegacionales (las dimensiones del proyecto lo ameritaban).

En ese entonces se firmaron y autorizaron los permisos poniendo como condición el tema de la planta de tratamiento de aguas y la planta purificadora, mismas que aumentaron el costo del proyecto que es financiado por alianzas y donativos de empresas líderes en su sector.

LA NUEVA SEDE. La casa hogar de Xochimilco fue pensada como un magno proyecto de labor social. Cuenta con un Centro de Atención Integral equipado con consultorios médicos, psicológicos, odontológicos, área jurídica, aulas, biblioteca y hasta gimnasio, todo ello para asegurar una formación y cuidado integral de los adolescentes.

Este proyecto además de incrementar el número de beneficiarios también fue pensado para facilitar la operación y comunicación de toda la institución, pues los adolescentes no tendrán que trasladarse a ningún sitio para recibir las atenciones de especialistas, ni hacer rutas especiales para el reparto de alimentos y otros bienes a cada uno de los hogares como se realiza actualmente.

LAS CASAS HOGAR. Hasta hace tres meses Casa Alianza operaba en 6 casas, que en conjunto tenían una capacidad de atención para 120 niños y niñas y adolescentes.

Los lugares no eran ideales: violencia en el emplazamiento de la alcaldía de Iztacalco y problemas con la propiedad de otra obligaron a cerrar dos, reduciendo de manera significativa la capacidad de la fundación para brindar contención y atención integral a adolescentes de ambos sexos.

Los niños, niñas y adolescentes beneficiados son los que padecen “abandono social”, definido por la organización como aquellos que no tienen familiares o a alguien que vele y procure sus derechos y bienestar, lo que los coloca en situación de riesgo, llegando a sufrir abuso, violencia o, más recientemente, migrantes intranacionales y de aquellos que vienen del Triángulo Norte centroamericano en las oleadas migratorias que atraviesan nuestro territorio nacional en busca de llegar a los Estados Unidos.

Los casos de atención más profundos implican no solo albergue, alimentación, vestido y calzado, sino también educación y capacitación para el empleo.

La imposibilidad de seguir operando diferente sedes, además del objetivo de que esta labor social se desarrollara con más eficacia, se concretó en el proyecto de Tepepan que lleva 6 meses cerrado por un obstáculo kafkiano.

Comentarios:

Destacado:

+ -