Bienestar


"El estrés laboral me llevó al límite", dice urgencióloga y líder de equipo COVID del IMSS

El pasado día 20, Ivalu Arcelia Carmona Campos recibió la presea por méritos eminentes, conducta ejemplar en la atención de la emergencia sanitaria por COVID-19. "Cada paciente que es dado de alta es un canto a la vida", señala.

IMSS

Vivir una pandemia tan letal como la de COVID-19, ha obligado a un aprendizaje vertiginoso, primero tratar de entender a qué nos estábamos enfrentando, y llevarte al extremo de aprender a concentrarte en mil cosas al mismo tiempo: conocer la enfermedad, aprender a cuidarnos, a colocarnos los equipos de protección persona (EPP), cuidar a los pacientes, tratar de estabilizarlos, hacer hasta lo indecible porque no se compliquen, convertirte en el enlace entre tus pacientes y sus familiares, buscar afanosamente a quienes están fuera de los hospitales.  

 

La desesperación se apodera de ti cuando llamas y llamas y nadie contesta, hasta que se escucha una voz del otro lado del teléfono y tú sabes que esa voz es una enorme esperanza para quien yace en una cama, pero además de todo esto, en el corazón traes el pendiente de los tuyos, un marido que dio positivo a COVID, que igual que tú lucha día a día por salvar vidas, porque también es urgenciólogo.  

 

En todo este proceso, su pequeña de 10 años ha aprendido que mamá trabaja toda la noche y que muchas veces llega tan cansada que es mejor dejarla dormir y entonces ella solita se pone sus alarmas y se levanta a ver sus clases de Aprende en Casa II, porque para la noche, mamá debe ir bien descansada de nuevo al hospital.  

 

Es el testimonio de la doctora Ivalu Arcelia Carmona Campos, urgencióloga y líder de equipo COVID en el Hospital General de Zona 24 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), quien recibió la Condecoración Miguel Hidalgo en grado Cruz por su entrega médica imparable ante COVID 19, en el marco de la Ceremonia del 110 Aniversario de la Revolución Mexicana, en un evento encabezado por el presidente Andrés Manuel López Obrador.  

 

La médico quien el pasado día 20 recibió la presea por méritos eminentes, conducta ejemplar en la atención de la emergencia sanitaria por COVID-19, y por su colaboración directa en la atención de pacientes en hospitales denominados de alta productividad, en entrevista con Crónica, reconoce que el estrés laboral la llevó al límite, y justo en sus vacaciones en septiembre pasado cuando el cuerpo se liberó de tanta presión la llevó a una crisis por ansiedad, por lo que debió iniciar tratamiento psicológico.  

 

En esta batalla contra el virus del SARS-CoV-2, que tantos miles de hogares mexicanos ha enlutado, uno da lo mejor de sí, relata y cada paciente que logra salir adelante y es dado de alta, es un motivo de alegría, son un canto a la vida, es una segunda oportunidad de vida para ellos, sobre todo quienes son intubados y pese a lo complejo de su enfermedad se aferran a la vida y regresan con los suyos, y sin duda alguna un invaluable estímulo para nosotros para continuar adelante.  

 

ES TAN TRISTE VER QUE LA GENTE NO SE CUIDA. Sin embargo, la especialista acepta que no todo es alegría, ya que a lo largo de todos estos meses le ha tocado ver de todo dentro de un hospital en donde ella y todo su equipo de trabajo se entregan en cuerpo y alma, hace una pausa, respira profundo, y de manera casi inevitable, se le quiebra la voz y rompe en llanto:  

 

“Emocionalmente me siento mal, no puedo evitarlo, me siento muy triste ante esta situación… saber que la gente no entiende, que los ves en la calle caminando como si nada, sin cubrebocas, con sus hijos sin protección, la verdad es que es lamentable esta situación a la que todavía no le vemos fin”.  

 

Con horarios absorbentes, la doctora Ivalu Arcelia Carmona y su esposo Sergio Daniel Toriz  Marañón, médico supervisor de hospitales del IMSS de la zona oriente, trabajan con amor, con pasión con entrega, pero sobre todo con mucho cuidado y protección por ellos y su pequeña de 10 años.  

Él ya dio positivo a COVID, juntos han tenido que decir adiós a amigos entrañables y compañeros de trabajo y seguir adelante. Ambos se encuentran en tratamiento psicológico, porque no ha sido sencillo enfrentarse a tanta muerte, tanto dolor, tanto miedo y tanto estrés, sin embargo, siguen en pie luchando por sus pacientes.  

 

CON TODO Y CONDECORACION A TRABAJAR…   La doctora Arcelia Carmona Campos acepta que en medio de esta vorágine de acontecimientos, el pasado viernes, cuando recibió la condecoración se sintió inmensamente feliz “me emocioné mucho ese día, te puedo decir que al estar ahí, por un momento se me olvidó todo lo que he vivido y pensé que esa (el reconocimiento), es una motivación más, para seguir adelante, y seguir luchando”.  

 

Señala que ese mismo viernes, dejó en casa su condecoración, la cual dedica a su esposo, a su hija y a todos los médicos que han perdido la vida en medio de esta pandemia, y se alistó para su turno nocturno, la alegría se volvió a apoderar de ella cuando al llegar al hospital todo su equipo de trabajo la felicitó y reconocieron su destacado trabajo.  

 

“Ha sido muy difícil te encuentras diferentes situaciones dentro de un hospital, a veces llegas con toda la actitud positiva, y tienes que sacar fuerzas de flaqueza, e inyectarle ánimo a tus pacientes, tanto a quienes van evolucionando favorablemente como a quienes están intubados y a quienes están desesperados y quieren su alta voluntaria, pero que tú sabes que están mal y que no deberían irse.  

 

La especialista, con 11 años de arduo trabajo en el Instituto Mexicano del Seguro Social, actualmente labora en el hospital general de Zona número 24, sabe que esto todavía no ha terminado, que la gente debe seguirse cuidando y que desde su trinchera seguirá dando lo mejor de sí para sacar a más pacientes adelante, sobre todo los graves, todos aquellos quienes debido a la gravedad deben ser intubados, y que tristemente muchos de ellos tendrán pocas probabilidades de salir adelante…. Con el único deseo dice, de que la gente se siga cuidando, para que no tengan que llegar a donde trabaja ella, y junto con su equipo seguirán dando lo mejor de sí por seguir salvando vidas.  

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -