Opinión


Tierra de nadie

Tierra de nadie | La Crónica de Hoy

Tierra de nadie

En un momento de optimismo desmesurado el gobierno sostuvo que la guerra contra el huachicol iba de salida.

De hecho quiere concentrar su atención, y la de los medios de comunicación, en otros temas.

No obstante el problema sigue, agazapado apenas, en muchos puntos del país, incluso algunos cercanos a la capital.

Resulta que en comunidades aledañas a Tula, Hidalgo, un grupo de servidores públicos de la Secretaría de Gobernación, que acudió a contactar a familiares de víctimas de Tlahuelilpa, tuvo que salir huyendo.

Un grupo delictivo que opera en la zona, y cuya principal fuente de ingresos es el huachicol, los hostigó hasta hacerlos huir.

Quedó demostrado que ciertos territorios, con presencia criminal intensa, son tierra de nadie.

 

Guajardo sí quiere

Ya no se estilan las campañas cortas. Las que dan resultado, lo vimos, son las campañas muy largas, incluso de varios lustros, como la del ganador de la elección presidencial.

Por eso no debe sorprender que Ildefonso Guajardo, exsecretario de Economía, se haya autodestapado como candidato de su partido, el PRI, para el gobierno de Nuevo León.

Si las cosas siguen como pintan, Guajardo enfrentaría a la diputada Tatiana Clouthier, que sería abanderada de Morena y, claro, de toda la maquinaria gubernamental.

Morena se perfila para ganar, sin despeinarse, las gubernaturas de Puebla y Baja California este año para consolidarse como la aplanadora electoral.

Guajardo tendrá una oportunidad real si consigue construir una alianza partidista de amplio espectro y sobre todo si logra el respaldo de la comunidad empresarial del estado, que suele ser el elector determinante.

 

El proyecto de Lía

Lía Limón y su proyecto de estancias infantiles enfrentó en 2007 lo mismo que enfrenta ahora: Se les llamó guarderías patito debido a que los requisitos para atenderlas como directivo o como educadora eran menores a los de las existentes.

Ni se diga de las medidas de seguridad en las instalaciones.

De aquello hace 12 años. El esquema sobrevivió y se esparció por el país, utilizando el esquema de que el dinero no pasara por las familias sino el gobierno solventara una parte de la cuota directamente en la estancia.

La actual administración federal ya puso su apuesta sobre la mesa: llega dinero a la familia y ellos ven en donde meten al niño... si el dinero no se va a otros gastos.

 

Asesoría fifí

“Con razón esos fifís del INEGI la hacen tanto de tos”, es lo que pudo haber pensado el conspicuo Gabriel García cuando vio que eso de hacer un censo no es tan fácil.

Es ése un nombre bastante desconocido aún entre los morenistas pero hombre clave en la dispersión de recursos que, vía tarjeta bancaria, debe hacerse entre la población para cumplir las promesas de AMLO. Y es hoy un hombre preocupado.

Resulta que, como en muchos otros casos, la operación del censo es menos eficaz en zonas pobres que en zonas menos necesitadas... lo que trae consigo un dilema: si los lugares más pobres son los menos cubiertos, ¿la dispersión de recursos no abrirá más la brecha entre quienes tienen y los que no?...

Parece que es hora de pedir asesoría de los fifís.

 

 

pepegrillocronica@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -