Mundo


Trump afirma que “esta vez sí” quiere endurecer los controles a la venta de armas

El presidente de EU afirma tener al líder del Senado, Mitch McConnell, de su lado, pero pide a la NRA que se sume al proyecto para implementar los controles universales de antecedentes

Trump afirma que “esta vez sí” quiere endurecer los controles a la venta de armas | La Crónica de Hoy

Donald Trump, este viernes, en la Casa Blanca.

El presidente de EU, Donald Trump, dijo este viernes que desea endurecer los controles de antecedentes para los compradores de armas, y afirmó que para ello cuenta con el decisivo apoyo del líder del Senado, el republicano Mitch McConnell, quien reiteradamente se ha posicionado en contra de esta posibilidad.

Este jueves McConnell afirmó por primera vez estar dispuesto “a considerar” el debate, pero Trump llevó ayer más allá su compromiso.

Sin embargo, el mandatario echó algo de agua al vino cuando insistió en que esta reforma, que los demócratas llevan años implorando y que apoya buena parte de la sociedad estadunidense, debería tomar en cuenta las ideas de la poderosa Asociación Nacional del Rifle (NRA).

El mandatario afirmó en Twitter que ha “estado hablando con la NRA, y otros, para que sus muy fuertes opiniones puedan tener representación y ser respetadas”.

La NRA se niega a establecer mayores controles a la venta de armas. Este mismo martes, su presidente, Wayne LaPierre, advirtió personalmente a Trump que, si se embarca en un proyecto político así, perderá apoyos entre sus votantes y en el Partido Republicano.

ESCEPTICISMO. El sorprendente cambio de postura de Trump y, aún más, de McCon­nell, ha generado escepticismo entre la oposición y la ciudadanía. Esto, dado el poder que la NRA ha logrado comprar, a través de donaciones, sobre multitud de legisladores, sobre todo republicanos, para evitar una reforma que endurezca los controles a la venta de armas de fuego en EU.

CAMBIO DE RUMBO. En febrero, la Cámara de Representantes aprobó un proyecto de ley para implementar mayores controles a los compradores de armas, pero McCon­nell, que durante años ha recibido millonarias donaciones de la NRA, se negó a someter la ley a votación en el Senado.

Este viraje político, de confirmarse, estaría fuertemente impulsado por el shock que han producido en la sociedad de EU el atentado del sábado que dejó 22 muertos en El Paso, Texas, y el tiroteo que, apenas horas después, segó nueve vidas en Dayton, Ohio.

INFLUENCIA. Sin embargo, Trump respondió a las dudas asegurando que “esta vez” será diferente, porque él tiene una “gran influencia” en el Senado y la Cámara de Representantes, se mostró confiado en convencer a sus compañeros republicanos para lograr el cambio legislativo.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -