Mundo


Trump culpa a demócratas de la tragedia de padre e hija en río Bravo

Cansado de esperar asilo en México, Óscar llevó a su hija a la orilla de EU, al regresar por su mujer la menor entró de nuevo al agua y al tratar de agarrarla la corriente los arrastró

Trump culpa a demócratas de la tragedia de padre e hija en río Bravo | La Crónica de Hoy

Óscar y Valeria antes de partir en caravana y morir ahogados en la frontera.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tardó apenas dos días en culpar a los demócratas de la muerte de un padre y su pequeña de El Salvador, cuya imagen de ambos abrazados en la orilla estadunidense del río Bravo ha dado la vuelta al mundo y ha causado profunda conmoción en la sociedad estadunidense.

“Odio esa foto”, declaró al ser preguntado, tras guardar un inaudito silencio en su cuenta de Twitter, pese a que la imagen fue tendencia mundial desde que se publicó y pese a las críticas de demócratas, como el aspirante presidencial Beto O’Rourke, quien directamente culpó al presidente de la tragedia por su cruel política migratoria.

“Cuando su administración se niega a cumplir nuestras leyes —impidiendo que los refugiados se presenten para solicitar asilo en nuestros puntos de entrada— provoca que las familias crucen (como puedan), lo que asegura un mayor sufrimiento y muerte”, manifestó O’Rourke en un tuit.

Preguntado por los periodistas, antes de partir a Japón para la cumbre del G-20, el presidente Trump declaró: “Sé que (este tipo de muertes) puede detenerse inmediatamente si los demócratas cambian la ley”.

Según el mandatario republicano, si los demócratas apoyaran su política migratoria —empezando por permitir que el Congreso financie su muro— “cosas así no sucederían”.

El mandatario puntualizó que los demócratas “deben cambiar los vacíos legales y las leyes de asilo y así salvarán vidas en la frontera sur”, y aprovechó para decir que el padre de Valeria “probablemente era un tipo fantástico”.

últimos momentos. El matrimonio de migrantes era originario de El Salvador y estaba conformado por Tania Vanessa Ávalos y Óscar Alberto Martínez, ambos de 25 años, y por la menor Valeria de un año y 11 meses, quienes llegaron a la ciudad de Matamoros, Tamaulipas, para pedir asilo político en Estados Unidos.

Hartos de esperar en un campamento junto con otros dos mil centroamericanos “en condiciones de hambre, hacinamiento y con temperaturas de 43 grados” y de la extrema lentitud de los agentes de inmigración de EU, que concedían un promedio de tres citas por semana, Óscar tomó una decisión fatídica: el domingo por la tarde cruzarían a nado a Estados Unidos.

“La madre nos contó que su marido se había metido con su hija a cruzar el río hasta Brownsville (Texas) y cuando regresó para que cruzase la mujer, la niña se lanzó al agua” relató a El País Julia Le Duc, una de las fotógrafas que retrató los cadáveres. Óscar regresó y logró agarrar a la niña, pero la corriente los arrastró, entre los gritos desesperados de la mujer.

Durante la tarde del domingo se montó un operativo, pero al llegar la noche se suspendió hasta el lunes por la mañana, cuando los agentes dieron con los dos cuerpos sin vida a unos 500 metros del lugar donde desaparecieron.

“No deja de conmoverme la mala suerte que corrieron Óscar y Valeria”, declaró la fotógrafa.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -