Mundo


Trump revienta pláticas comerciales con China con nuevo chantaje

Trump ya advirtió a finales del año pasado de que, si no alcanzaba un acuerdo con China antes del 1 de marzo, elevaría del 10% actual al 25% los aranceles que aplica a las importaciones chinas. Sin embargo, finalmente optó por prorrogar este plazo para dar margen a las negociaciones que mantienen ambos países.

Trump revienta pláticas comerciales con China con nuevo chantaje | La Crónica de Hoy

El presidente Donald Trump retomó ayer la táctica del chantaje arancelario justo cuando el mundo esperaba optimista un acuerdo, esta misma semana, que pusiese fin a un año de guerra comercial que ha frenado las perspectivas económicas mundiales.

Ayer, el mandatario republicano anunció que el próximo viernes elevará del 10% al 25% los aranceles que aplica a productos chinos importados por valor de 200 mil millones de dólares. Es más, está dispuesto a imponer esa tasa a todos los bienes que proceden de China. La excusa: que no le gusta el ritmo de la negociación, que considera “demasiado lento”.

“Durante 10 meses China ha estado pagando aranceles a EU del 25% sobre 50 mil millones de dólares en bienes tecnológicos, y del 10% hasta los 200 mil millones de dólares en otros bienes. Los del 10% subirán al 25% el viernes”, señaló Trump en su cuenta personal de Twitter.

Trump ya advirtió a finales del año pasado de que, si no alcanzaba un acuerdo con China antes del 1 de marzo, elevaría del 10% actual al 25% los aranceles que aplica a las importaciones chinas. Sin embargo, finalmente optó por prorrogar este plazo para dar margen a las negociaciones que mantienen ambos países.

La negociación, dice, “continúa, pero demasiado lenta, e intentan renegociar. No!”, reiteró en un segundo tuit.

Gestos insuficientes. Con el anuncio de ayer, Trump no ha debido considerar suficientes los gestos de buena voluntad de Pekín desde diciembre, como la bajada de aranceles a los vehículos importados de EU, la reanudación de la compra de soya o la presentación de un proyecto de ley para prohibir la transferencia forzada de tecnología.

Sin embargo, China se resiste a proteger la propiedad intelectual de las empresas estadunidenses, como han reclamado los presidentes de EU desde hace décadas.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -