Mundo


Trump y los indultos: De la afinidad ideológica a sus maratones de Fox News

ESCÁNDALO. El uso que el presidente hace de los perdones presidenciales somete a la justicia a una presión inaudita. El famoso caso del sheriff antimigrantes Arpaio palidece ante la probable exoneración de su amigo Roger Stone, pero lo más increíble es qué motiva algunas de sus decisiones.

Trump y los indultos: De la afinidad ideológica a sus maratones de Fox News | La Crónica de Hoy

Una camioneta circula con el mensaje para el fiscal general: “Recuerda tu juramento”, ante la sentencia de Roger Stone, el jueves.

"Roger Stone se ha convertido en parte de las noticias últimamente. Es un caso que estoy siguiendo muy de cerca, porque quiero ver qué pasa, porque Roger tiene una muy buena posibilidad de exoneración, en mi opinión". Así hablaba este jueves el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de su aliado, condenado apenas horas atrás a 3 años y 4 meses de cárcel por mentir al Congreso como parte de su rol en la coordinación entre la campaña electoral del presidente en 2016 y el portal WikiLeaks en el caso de la filtración de correos electrónicos del Comité Nacional Demócrata para perjudicar a su entonces oponente, Hillary Clinton.

Stone no formaba parte de la campaña, pero lo había hecho durante un tiempo en 2015, y ha sido un histórico asesor republicano; un hombre extravagante, conocido por sus estridencias y su pasión por verse como un “dandy” clásico. Apareció en la corte vestido impecablemente de traje y sombrero, sonriendo a diestra y siniestra. Una actitud diferente a la que ha mantenido respecto al proceso, que ha atacado dentro de la corte y fuera, a través de sus redes sociales.

El caso de Stone levantó una enorme polvareda porque la semana anterior a su sentencia, Trump reclamó en Twitter a su propio departamento de Justicia que rebajara la petición de pena para su antiguo aliado, para quien la fiscalía iba a pedir de 7 a 9 años de cárcel. Y el departamento de Justicia emitió un comunicado recomendando pedir una pena menor, lo que provocó la dimisión de los cuatro fiscales que manejaban el caso. El fiscal general William Barr dijo luego que los tuits de Trump le hacen imposible hacer su trabajo, pero nadie termina de creerse que realmente esté rompiendo con el presidente, cuando precisamente lo eligió por su vehemente defensa permanente del mandatario.

UN PERDÓN INEXPLICABLE… Todos los caminos llevan a Roma, dicen. Y en este caso, Roma es el indulto de Roger Stone. Trump ha dicho que “de momento” no lo concederá, pero la evidencia dice que el mandatario se ha construido ya una historia de conceder perdones presidenciales con una discreción más que discutible. Esta misma semana, el martes, el presidente conmutó la pena de diez personas, incluyendo al exgobernador de Illinois Rod Blagojevich, quien cumplía una pena de prisión de 14 años desde 2012 por haber tratado de “vender” el escaño de Barack Obama en el Senado. En resumen, el entonces gobernador estaba solicitando a quienes aspiraban a ocupar el escaño, que había quedado vacío cuando Obama ganó las elecciones, que le pagaran un soborno para lograr la designación. Entonces, ¿por qué lo perdonó Trump?

…O NO TANTO. Además de un mafioso de tomo y lomo (aunque este mismo sábado se presentó como un preso político en una entrevista escandalosa en la CNN), Blagojevich es un demócrata. Y lo ha sido siempre, lo que hace difícil comprender los motivos para el perdón. La explicación, sin embargo, es sencilla. Trump es una persona simple, que se mueve por cosas simples. Y ya desde 2018 había tratado de conceder el perdón al exgobernador de Illinois por la simple razón de que ha visto en varias ocasiones a la esposa de éste dar explicaciones en televisión (Fox News, por supuesto), como él mismo admitió el martes Blagojevich, y por extensión su esposa, insisten en que el hombre fue víctima de fiscales corruptos movidos por una suerte de animadversión personal.

PORQUE NO ES EL ÚNICO. El mismo día, Trump concedió el perdón a Bernard Kerik, un excomisario de la policía de Nueva York condenado a cárcel por, entre otros seis cargos, fraude fiscal y mentir a oficiales del gobierno federal. ¿La razón? Que Kerik, a quien definió como “un hombre que tuvo muchas recomendaciones de mucha buena gente”, apareció defendiéndose en Fox News ¡la noche anterior!

CRÍMENES DE GUERRA. Casualmente, o no, Kerik está vinculado a Eddy Gallagher, un ex Navy SEAL que fue condenado por fotografiarse con el cadáver de un combatiente enemigo en Irak. Gallagher, además, fue absuelto por los cargos de asesinato del mismo combatiente y de haber disparado contra civiles. Pese a que el Pentágono se lo desaconsejó, Trump lo perdonó el 17 de noviembre de 2019, y nueve días después ordenó restituirlo de su cargo. Pocas semanas antes, el mandatario escribió en Twitter: “¡Entrenamos a nuestros chicos para ser máquinas de matar y luego los procesamos cuando matan!”.

EL CASO DEL RACISTA ARPAIO. En sus más de tres años ya en la Casa Blanca, Donald Trump ha concedido 25 indultos y ha conmutado 10 penas (todas ellas el martes). Sin embargo, el primer de todos los perdones fue seguramente el más famoso. Se trató de Joe Arpaio, antiguo sheriff del condado de Maricopa, el más grande de Arizona. Arpaio se hizo famoso por su aplicación de la draconiana ley Arizona SB 1070, o ‘Ley del Odio’, que permitía a la policía arrestar a latinos sólo por su aspecto, para revisar su estatus migratorio.

En 2017, poco después de dejar el cargo, un tribunal declaró culpable a Arpaio de desacato por ignorar una orden judicial de detener su práctica de detenciones arbitrarias contra migrantes, después de que la Corte Suprema cancelara parte de la ley. Pero Trump lo perdonó antes de que se dictara la sentencia. La Casa Blanca argumentó que ha servido a EU durante más de cincuenta años “protegiendo a la ciudadanía de los azotes del crimen y la inmigración ilegal”.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -