Mundo


UE insta a Rusia y EU preservar tratado de desarme nuclear

La Unión Europea demandó este viernes a Estados Unidos y Rusia que mantengan un diálogo directo para preservar el tratado de reducción de misiles nucleares de corto y medio alcance (INF), que Washington estudia abandonar en las próximas horas por las supuestas vulneraciones de Moscú.

UE insta a Rusia y EU preservar tratado de desarme nuclear | La Crónica de Hoy

La Unión Europea demandó este viernes a Estados Unidos y Rusia que mantengan un diálogo directo para preservar el tratado de reducción de misiles nucleares de corto y medio alcance (INF), que Washington estudia abandonar en las próximas horas por las supuestas vulneraciones de Moscú.

La probable decisión, que el Gobierno estadounidense prevé anunciar este mismo viernes, ensombreció la reunión de ministros de Exteriores de la UE en Bucarest pese a que oficialmente no estaba en la agenda ni fue tratado en el encuentro.

El temor a una nueva Guerra Fría, cuando Europa era un territorio en disputa entre las superpotencias y existía el temor real a un conflicto nuclear entre bloques, estuvo presente en muchas de las declaraciones de los responsables europeos en la capital rumana.

"No queremos vernos nunca más como campo de batalla o como lugar en el que superpotencias se enfrentan, esto ha quedado muy atrás en la historia. El acuerdo INF y la Unión Europea han contribuido a superar esto para siempre", declaró a la prensa la alta representante de Política Exterior europea, Federica Mogherini.

"Valoramos mucho (el acuerdo) y esperamos e instamos a que este tratado se mantenga con pleno cumplimiento por ambas partes", agregó al final de la reunión informal en Bucarest.

"Europa es la región que más se ha beneficiado de este acuerdo", insistió Mogherini.

El INF, suscrito en 1987, es una de las piedras angulares de la arquitectura de seguridad europea y ha permitido la retirada y destrucción de miles de misiles nucleares y convencionales.

En la misma línea se mostraron numerosos ministros de Exteriores, como los de Alemania, Austria, Hungría, Bélgica o los países bálticos, que alertaron de que la no aplicación del tratado supone un desafío a la seguridad de la UE.

El jefe de la diplomacia alemana, Heiko Maas, apeló al diálogo, ya que un mundo sin el INF sería "menos seguro", y propuso relanzar un nuevo debate internacional sobre desarme que incluya otros aspectos, como sistemas de armamento autónomos o cibernéticos, sobre los que no existe regulación todavía.

También el ministro de Exteriores de Hungría, Péter Szijjártó, mostró su preocupación por la situación ya que, en su opinión, una carrera de armamentos entre EEUU y Rusia perjudica especialmente a Europa Central.

"Hay una lección de la historia: cada vez que hay un conflicto entre Este y Oeste, los centroeuropeos siempre perdemos", declaro el ministro magiar, cuyo Gobierno está considerado como cercano a Moscú, al tiempo que propuso "una cooperación pragmática" que garantice la seguridad.

Por su parte, el responsable de Exteriores de Bélgica, Didier Reynders, también pidió "diálogo directo" entre Rusia y EEUU para "evitar la proliferación" y hacer frente a lo que consideró un "verdadero desafío para la Unión Europea".

"No es saliendo del marco multilateral cómo vamos a tener más éxito en la lucha contra la proliferación" nuclear, insistió.

También el jefe de la diplomacia de Luxemburgo, el moderado socialdemócrata Jean Asselborn, aseguró que la UE tiene que ser un "mediador positivo" entre Rusia y EEUU para evitar un rearme nuclear en el que, advirtió, Europa sería la perjudicada.

"Geográficamente, somos los perjudicados si un rearme está en el orden del día", dijo el ministro.

Pese a la unidad europea en la demanda de diálogo, los ministros de la UE se mostraron divididos a la hora de atribuir la responsabilidad a la violación del tratado.

Mientras que Alemania y los países bálticos acusaron a Moscú de incumplir sus deberes con el INF, otros socios, como Austria o Hungría, defendieron que la situación era "más complicada" que señalar solo a Rusia.

El presidente de EEUU, Donald Trump, acusó a Rusia de violar el acuerdo "durante muchos años" para justificar su retirada, que une a la de otros tratados multilaterales desde su llegada al poder.

Washington dio en diciembre a Moscú un plazo de 60 días para que destruyera un nuevo tipo de misil de crucero que supuestamente vulnera el acuerdo, mientras que Moscú insiste en que no ha incumplido sus obligaciones.

La OTAN considera que la falta de una respuesta creíble de Rusia sobre este nuevo modelo de misil supone una violación del INF.

El proceso de retirada del acuerdo se iniciaría mañana y duraría seis meses, un tiempo en el que EEUU y Rusia podrían seguir negociando la aplicación del acuerdo.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -