Opinión


¿Un presidente primitivo?

¿Un presidente primitivo? | La Crónica de Hoy

PRESIDENTE LÓPEZ OBRADOR

 

+El político debe predecir el futuro, y

si no ocurre, luego explicar por qué

Winston Churchill

Es claro que por dedicar todo el tiempo en conquistar el mando político nacional, usted no se abrió espacios para multiplicar sus conocimientos y enriquecer su capacidad para avizorar más y mejores logros y avances en el país, más allá de lo que le permitió mirar su mundo tabasqueño y que ya registró el balance de su primer año…

Un crecimiento general de cero por ciento, según las mentes expertas, detrás del cual y desde muchos años a la fecha no ha podido prosperar la insistencia de que cambien los esquemas económicos heredados de los gobiernos de Echeverría y López Portillo, los sepultureros del desarrollo estabilizador que nos llevaba hacia arriba, pero no entendió que sin atacar de verdad a la pobreza y a la justicia social en general —que este gobierno suyo no ha disminuido ni un ápice, presidente—, el país no levantará la cerviz y nos seguiremos hundiendo con él.

Anteayer, en Nueva York, la ONU difundió su Informe Anual de Brecha de Emisiones sobre los esfuerzo de cada país miembro contra las emisiones de gases de efecto invernadero, donde afirmó que su gobierno, presidente —así, directamente—, habría “estancando años de progreso en el sector energético, al relegar el desarrollo de fuentes renovables y apostar por los combustibles fósiles” y lo acusó de frenar lo que legislaciones como la Ley General del Cambio Climático de 2012 y la de Transición Energética de 2015, venían logrando, pero que usted volvió al pasado para fortalecer las refinerías y modernizar las centrales eléctricas de gas y carbón, que continuarán envenenando irredentamente nuestro medio ambiente.

Por lo anterior he tenido que regresar hoy a El Pueblo soy yo, el libro que compila una selección de la obra periodística de Enrique Krauze y de las numerosas páginas dedicadas a usted, he considerado necesario transcribir, como recientemente lo hice, otro párrafo que me parece casi una plegaria recitada en busca la salvación del país, que dice lo siguiente:

“Costó casi un siglo transitar pacíficamente a la democracia. El mexicano lo sabe y lo valora. De optar por la movilización interminable, potencialmente revolucionaria, López Obrador jugará con un fuego que acabará por devorarlo. Y de llegar al poder el ‘hombre maná’, que se ha propuesto purificar de una vez por todas la existencia de México, descubrirá tarde o temprano que los países no se purifican: en todo caso se mejoran. Descubrirá que el mundo existe fuera de Tabasco y que México es parte del mundo. Descubrirá que para gobernar democráticamente a México, no solo tendrá que pasar del Trópico al Altiplano sino del Altiplano a la aldea global… En uno u otro caso, la desilusión de las expectativas mesiánicas sobrevendrán inevitablemente. En cambio, la democracia y la fe sobrevivirán, cada una en su esfera propia. Pero en el trance, México habrá perdido años irrecuperables.”

Casi todos sus antecesores mandaron por la borda muchos de esos años que eran propiedad de la Nación y ellos los desperdiciaron de una manera que debió considerarse delictuosa y actuar en consecuencia; pero como siempre, la impunidad pudo más que la Constitución General de la República.

Está usted a tiempo de hacer una revisión a su mapa; de modificar algunas curvas y de ampliar el mantenimiento del asfalto. De ello depende su propia historia, presidente, y usted no quiere que se asemeje a las de sus antecesores…

 

 

Internet: m760531@hotmail.com

Facebook: Leopoldo Mendívil

Twitter: @Lmendivil2015

Blog: leopoldomendivil.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -