Nacional


Un puma resucita el turismo en Actopan

Este animal causó temor en un principio; hoy, los habitantes se sienten orgullosos de que este felino se encuentre dentro de su territorio

Un puma resucita el turismo en Actopan | La Crónica de Hoy

Han pasado casi dos años desde que se confirmó la presencia de un puma en el Corredor Biológico de Actopan, un felino que cambió la vida de los habitantes de cinco comunidades de la montaña, como Plomosas y  Benito Juárez.

El animal, que en un primer momento causó temor, hoy es entendido como atractor de nuevas fuentes de empleo en estas comunidades. Los habitantes se sienten orgullosos de que este felino se encuentre dentro de su territorio.

Martín Chavarría Cruz, responsable del Comité de Turismo del ejido Plomosas, dice que gracias al animal voltearon a ver a las comunidades más lejanas del municipio. En dos años se facilitó que llevaran electricidad a las comunidades, nuevos desarrollos turísticos, reintroducción de especies desaparecidas (como el venado de cola blanca), y está por consolidarse la marca denominada Territorio Puma.

Me pareció ver un lindo gatito... En un principio los ataques del carnívoro causaron temor entre los pobladores. Abundio Vargas Pérez, vecino de la comunidad Benito Juárez, relata el primer encuentro que tuvo con este león de montaña: En medio de la madrugada, uno de sus caballos relinchaba y decidió ir a ver qué pasaba, fue entonces que se encontró frente a frente con el felino. “Como estaba oscuro yo no lo veía, vi sólo que mi caballo estaba tirado y se quejaba, fue hasta que la lámpara se reflejó en sus ojos cuando lo ví: ya tenía pescado al caballo del pescuezo”.

La petición de apoyo que recibieron las autoridades era originada por el temor al puma y la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales del estado (Semarnat) respondió pronto con mesas de trabajos para los habitantes, hasta que se aprendió a  convivir con este felino que, finalmente, estaba en su hábitat.

Magdalena Vargas Pérez comenta que debido a que su vivienda se encuentra muy alejada del centro de los pequeños poblados, tiene que salir desde las cuatro de la mañana y caminar por tres horas para llegar a la comunidad Benito Juárez, a donde llega un camión cada ocho días para trasladar a los lugareños al tianguis de Actopan.

“Yo salgo muy temprano, es muy oscuro, en el camino me he topado como dos o tres veces al puma, lo que hago es poner la lámpara en sus ojos y él solito se aleja, no hace nada, la verdad es que no yo no le tengo miedo a ese animalito”.

Hoy, los habitantes de las comunidades de la montaña tienen una nueva percepción sobre el animal,  lo han adoptado como propio, lo protegen y reciben los beneficios que ha llevado a poblados que antes no eran ni siquiera vistos.

Ya recibieron a los primeros turistas que buscan el sitio donde habita este felino y que en ese mismo entorno visitan desarrollos turísticos como Nijamay, donde se pueden hacer caminatas y visitar una gruta.

Más puma, más... Hace sólo algunas ­se­­manas, autoridades municipales de Actopan confirmaron la reproducción de este felino en la montaña. Una hembra con dos cachorros fue captada a través de las cámaras trampa que se han colocado en diversos puntos de la zona. Desde 2018 se confirmó la presencia de dos pumas adultos en la zona, por lo que se implementaron estrategias para su conservación a través de la concientización de los pobladores del lugar.

La aparición de las crías también fue una sorpresa y aunque se sospechó de la veracidad del avistamiento, las cámaras nocturnas no dejaron lugar a dudas.

Actualmente, las comunidades de la montaña se organizan para consolidar sus desarrollos turísticos y aprovechar el corredor biológico que tiene el puma. Se trata de un área que cuenta con una riqueza natural única, excelente para el senderismo,
pero también para la visita a las grutas de Nijamay y para conocer una extraordinaria variedad gastronómica serrana. Todo visible gracias al puma.

 

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -