Opinión


Un salvavidas llamado Olguita

Un salvavidas llamado Olguita | La Crónica de Hoy

Un salvavidas llamado Olguita

José Ramón Amieva solía pedir en su oficina de la Consejería Jurídica de la Ciudad de México un enlace telefónico para asuntos relevantes:  “Comuníquenme con Olguita”, pedía y su personal sabía que “Olguita” era Olga Sánchez Cordero.

A Amieva se le empiezan a acumular los puntos a aclarar durante su gestión en la Consejería Jurídica primero y después al frente del gobierno capitalino. Y hay rumores que hablan de que ya empezó a preocuparse de verdad.

Parece ser que habrá otra llamada a “Olguita, pero esta vez no desde un teléfono oficial, para verificar si por allí hay un salvavidas con su nombre”.

 

Mad Max Sinhue

El gobernador Diego Sinhue es el Mad Max de la crisis gasolinera…

Primero se mostró prudente (el lunes) e incluso apoyó al Presidente en su proceder frente al huachicoleo,… pero cuando AMLO anunció que no había fecha clara para acabar con el desabasto la cosa cambió.

Ayer se apersonó en la torre de la empresa productiva del estado y no salió de allí hasta no garantizar una escolta con 40 mil barriles de magna y premium.

Lo que los gobernadores del país parecen haberse cuchicheado durante sus encuentros en San Lázaro (convocados a debatir la guardia nacional), es que sólo así, a la Mad Max, se va a solucionar la crisis de las gasolinas.

 

Dominio de las instituciones

Es pecata minuta si se piensa en que la discusión central es si cambia el paradigma nacional y se deja en manos de militares las tareas de seguridad pública.

Aún así, van varias veces que los colaboradores del presidente López Obrador le hacen señas para que en sus alocuciones no llame “Policía Federal Preventiva” a la Policía Federal. Pero una y otra vez, el presidente llama por su antiquísimo nombre a la policía que, según su propio diagnóstico,  fue incapaz de cumplir con la misión que se le había encomendado.

Es cosa de nombres y atribuciones.

 

Por precaución…

Tesis federal: “No es que haya desabasto, es un problema de distribución”.

Tesis estatal: “Mañana nos vamos a México a exigir una solución”; “Sí, jefe, nada más que al coche se le acabó el combustible desde ayer”.

Tesis ciudadana: “Traigo casi todo el tanque, pero mejor me formo en la gasolinera; no sea que después no haya”.

Tesis familiar: “Papá, te huachicolee tu auto para llenar el mío, pero sí te alcanza”.

 

 

 

pepegrillocronica@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -