Mundo


Un "topo" de la CIA fue quien reveló plan secreto de Trump para ganar en 2020

Un "topo" de la CIA fue quien reveló que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presionó a Ucrania para boicotear al exvicepresidente, el demócrata Joseph Biden, de cara a las elecciones de 2020, lo que puede detonar en un juicio político al mandatario.

Un

Foto: Archivo

Un "topo" de la CIA fue quien reveló que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, presionó a Ucrania para boicotear al exvicepresidente, el demócrata Joseph Biden, de cara a las elecciones de 2020, lo que puede detonar en un juicio político al mandatario.

El diario The New York Times, que cita a tres fuentes conocedoras del asunto, reveló que el autor de la explosiva queja de la inteligencia contra Trump es un agente de la CIA que trabajó "en algún momento" en la Casa Blanca, pero que ya ha regresado a las dependencias de la agencia.

El rotativo no menciona el nombre del informante, pero considera que debe tratarse de un experimentado analista con conocimiento de la relación entre EE.UU. y Ucrania, ya que redactó con gran precisión su denuncia, de nueve páginas y hecha pública hoy.

Esa queja ofrece un vivido recopilatorio de fechas, lugares y protagonistas de lo que podría ser la trama ucraniana, en remembranza de la "trama rusa".

"En el desempeño de mis funciones -escribe el agente de la CIA-, he recibido información de múltiples funcionarios del Gobierno que aseguran que el presidente de EE.UU. usó el poder que le confiere el cargo para solicitar la injerencia de un país extranjero en las elecciones de 2020".

El ahora identificado como "topo" de la CIA asegura que Trump telefoneó el 25 de julio a su homólogo ucraniano, Vladímir Zelenski, para "presionarle" con el fin de que iniciara una investigación por supuesta corrupción en Ucrania contra Biden y uno de sus hijos, Hunter, que asesoró a una empresa de gas ucraniana.

Días después de esa conversación entre Trump y Zelenski, la Casa Blanca "bloqueó" su contenido para mantenerlo en secreto, de acuerdo al informante.

En concreto, primero, la Casa Blanca eliminó el contenido de esa llamada de unas computadoras donde suelen guardarse las conversaciones del presidente de EE.UU. con otros líderes; y, luego, lo archivó en unos sistemas informáticos reservados a información clasificada.

Ante la presión de los demócratas, la Casa Blanca rompió el secretismo y este miércoles divulgó detalles de esa llamada.

El agente de la CIA confiere al abogado personal de Trump, Rudy Giuliani, un "papel central" en esta trama: Y narra cómo Giuliani viajó a Madrid el 2 de agosto para reunirse con uno de los asesores del dirigente ucraniano y hacer "seguimiento" a la petición que le había hecho Trump.

El informante remitió su queja a los servicios de espionaje estadounidenses hace seis semanas, pero no se pudo publicar hasta ahora porque la información estaba clasificada, explicó hoy ante un comité del Congreso el director en funciones de la Inteligencia Nacional de EE.UU., Joseph Maguire.

Maguire aseguró que la actual situación presenta un caso "único y no tiene precedentes", y afirmó que el informante actuó de "de buena fe", en un intento de defenderlo de los ataques de Trump que le acusa de actuar por motivos políticos.

El gobernante estadounidense aún no ha reaccionado a la información de The New York Times que apunta a la CIA, pero durante todo el día usó Twitter para intentar restar importancia al asunto.

Poco después de que se conociera el texto de la queja, Trump clamó en Twitter en mayúsculas: "¡LA MAYOR ESTAFA DE LA HISTORIA DE LA POLÍTICA AMERICANA!".

Los abogados del informante advirtieron a The New York Times que revelar detalles de su identidad pueden ponerle en peligro y rechazaron confirmar si se trata de un agente de la CIA.

"Cualquier decisión de publicar información sobre lo que se percibe que es la identidad del informante es preocupante e imprudente, ya que puede poner al individuo en peligro", afirmó Andrew Bakaj, su abogado principal. "El denunciante tiene derecho al anonimato", añadió.

Los demócratas, por su parte, ya han expresado interés en invitar a ese agente de la CIA a testificar a puerta cerrada.

Nancy Pelosi, la demócrata de mayor rango en EE.UU., acusó hoy jueves a la Casa Blanca de haber usado las estructuras del Estado para "encubrir" los supuestos crímenes de Trump y se mostró firme en su intención de seguir con la apertura de una investigación de juicio político contra el mandatario.

"No es el papel del presidente andar extorsionando a líderes extranjeros", zanjó Pelosi en una rueda de prensa.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -