Opinión


Valente Mendoza

El velocista jalisciense se convirtió en el deportista mexicano más sobresaliente en la Universiada Mundial Nápoles 2019, al ganar doble medalla de oro. Si el pasado miércoles sorprendió con un cierre explosivo en la final de 400 m en la que triunfó con un registro de 45.63 segundos. Ayer volvió a ser la pieza primordial al guiar al relevo varonil 4x400 para ganar otra medalla de oro con un registro de 3’02.89” con el que logró un nuevo récord mexicano. El anterior 3'03.29' databa del 2001. Es así como este joven se presenta como una nueva promesa de la velocidad mexicana en vuelta a la pista, para seguir los pasos que alguna vez alcanzó el también velocista sonorense Alejandro Cárdenas.

Valente Mendoza | La Crónica de Hoy

El velocista jalisciense se convirtió en el deportista mexicano más sobresaliente en la Universiada Mundial Nápoles 2019, al ganar doble medalla de oro. Si el pasado miércoles sorprendió con un cierre explosivo en la final de 400 m en la que triunfó con un registro de 45.63 segundos. Ayer volvió a ser la pieza primordial al guiar al relevo varonil 4x400 para ganar otra medalla de oro con un registro de 3’02.89” con el que logró un nuevo récord mexicano. El anterior 3'03.29' databa del 2001. Es así como este joven se presenta como una nueva promesa de la velocidad mexicana en vuelta a la pista, para seguir los pasos que alguna vez alcanzó el también velocista sonorense Alejandro Cárdenas.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -