Metrópoli


Veta Sheinbaum Ley de Cultura Cívica; la regresa al Congreso para su corrección

Los diputados incluyeron trabajo sexual y exhibicionismo como infracciones; tras una hora de debate echaron abajo las reformas.

Veta Sheinbaum Ley de Cultura Cívica; la regresa al Congreso para su corrección | La Crónica de Hoy

Activistas y sexoservidoras de la comunidad LGBTTTI protestaron ayer frente al Congreso de la Ciudad de México. (Foto: Cuartoscuro)

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, devolvió la Ley de Cultura Cívica que había aprobado el Congreso porque era anticonstitucional y presentaba errores en la redacción del documento.

Por ejemplo, los diputados incluyeron trabajo sexual y exhibicionismo como infracciones.

Tras el veto, la Ley fue turnada nuevamente a la Comisión de Procuración de Justicia, que encabeza el morenista Eduardo Santillán, y también a la Comisión de Derechos Humanos del Congreso.

Respecto al exhibicionismo, la mandataria abundó que existen manifestaciones artísticas y culturales como la fotografía de 20 mil personas desnudas en el Zócalo capitalino que tomó Spencer Tunick en 2007, entre otras, y pidió a los diputados considerar estos factores para la redacción de la Ley.

Por tal motivo los diputados del Congreso vivieron una acalorada discusión en torno a la causa de la aprobación de la Ley de Cultura Cívica, que presenta ambigüedades y problemas de redacción.

Cabe recordar que Sheinbaum pidió suprimir el artículo 27, y modificar el 32 y el 26 de la Ley.

La discusión en Donceles comenzó porque diputados de las fracciones del PRD y PAN refirieron que la Ley tuvo que ser aprobada con urgencia porque se necesitaba dar sustento a la implementación de las fotocívicas que se encuentran en operación desde hace un mes, las cuales fueron una de las propuestas más representativas de la campaña de Claudia Sheinbaum.

Luego de casi una hora de debate y entre mutuas acusaciones, los legisladores echaron abajo la reforma, mientras que los grupos de trabajadoras y trabajadores sexuales celebraron desde las tribunas del recinto legislativo.

Antes, el diputado morenista Temístocles Villanueva, presidente de la Comisión de Derechos Humanos, presentó un punto de acuerdo mediante el cual pedía la rectificación de criminalizar el trabajo sexual y además acusó al alcalde de Benito Juárez, Santiago Taboada, de detener ilegalmente a personas que se dedican al sexoservicio en la demarcación.

“Quisiera invitarles a que hablen con el alcalde de Benito Juárez, para pedirle que detenga las retenciones ilegales en calzada de Tlalpan contra todas las personas que realizan el trabajo sexual y que ese compromiso lo hagan no frente a los diputados, sino frente a las compañeras trabajadoras sexuales” mencionó.

En respuesta el diputado Héctor Barrena del PAN comentó que en comisiones unidas de Procuración de Justicia y Participación Ciudadana, la iniciativa enviada para dictamen venía redactada tal y como fue aprobada y que si contenía un error fue responsabilidad del grupo parlamentario de Morena.

 “La redacción ya venía así, y ahora quieren cargar muertitos”, dijo.

Barrera comentó para Cronica que el error radicó en que la Ley de Cultura Cívica emanó del reglamento implementado por el Gobierno de la ciudad y no viceversa como debería ser.

“Primero sale el reglamento y luego sale la Ley de Cultura Cívica, el reglamento emana de la ley no la Ley del reglamento, creo que ahí fue un error”.

Jorge Gaviño, coordinador del PRD reiteró: “El día que aprobamos esta ley, vino el grupo mayoritario de manera unánime y presentó un dictamen el cual combatimos desde el principio y ahora con un punto de acuerdo vienen a pararse el cuello a decir que están defendiendo a los y las trabajadoras sexuales. La jefa de gobierno mando una iniciativa donde solo era para las fotomultas y la comisión adicionó un artículo completo sin fundamentar los cambios y no se pueden analizar capítulos completos sin un antecedente y una fundamentación”

Finalmente los legisladores de los diversos grupos parlamentarios frete a las miradas de sexoservidoras y sexoservidores sobre ellos, ubicados desde la tribuna del recinto, comentaron y reconocieron el error que tiene el dictamen y se comprometieron a corregirlo, analizado inclusive tremas como la trata de personas y los operativos en contra del trabajo sexual para realizar los cambios necesarios.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -