Opinión


Víctor Flores

Es difícil elegir el punto de más negro de los líderes eternos del sindicalismo mexicano. Otrora oficiosos, luego se movieron para mostrar que podían ser útiles a otros amos. Se ha prolongado ese hábito indigno de que la organización sindical sirva muy poco para que los trabajadores tengan una voz audible en administraciones de un color o de otro. En fin, el abajo es para Flores, que el lector elija si es por lo de las cuotas a jubilados o por algo más.

Víctor Flores | La Crónica de Hoy

Es difícil elegir el punto de más negro de los líderes eternos del sindicalismo mexicano. Otrora oficiosos, luego se movieron para mostrar que podían ser útiles a otros amos. Se ha prolongado ese hábito indigno de que la organización sindical sirva muy poco para que los trabajadores tengan una voz audible en administraciones de un color o de otro. En fin, el abajo es para Flores, que el lector elija si es por lo de las cuotas a jubilados o por algo más.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -