Escenario


Willem Dafoe: Como actor, “la experiencia te puede corromper”

El histrión presentó en el FICM el filme The Lighthouse, el más reciente filme de Robert Eggers.

Willem Dafoe: Como actor, “la experiencia te puede corromper” | La Crónica de Hoy

“Las películas me encuentran a mí y luego yo las encuentro”. (Foto: Saúl Castillo)

"Yo no escojo a los personajes, elijo las situaciones y a la gente con la que quiero trabajar. Y es que uno no conoce el personaje hasta que lo actúa, y a veces incluso después de actuarlo no sabemos bien quién es ese personaje. Es como en la vida, podemos morir sin saber realmente quienes somos", expresó el actor Willem Dafoe en conferencia de prensa al referirse a la manera en que se aproxima a los proyectos fílmicos, especialmente a The Lighthouse, la nueva cinta de Robert Eggers.

El filme fue presentado en el marco de la edición 17 del Festival Internacional de Cine de Morelia (FICM), en donde Dafoe compartió detalles de su participación como protagonista junto a Robert Pattinson, “cuando vi la primera película de Eggers (La Bruja), me impresionó. Pedí reunirme con él. Tenemos mentes similares y tiene la edad de mi hijo, pero no sentí su edad, sino su energía y su conexión con el pasado”, dijo.

“Así trabajo, como actor me apego a la visión de una persona y les ayudo a acercarse, mientras yo me alejo de mí mismo, cuando uno entiende el punto de vista de alguien más es cuando uno es mejor. Es como enamorarse, que cuida del otro. Acá es lo que se hace, se explora a través de otro, me refiero al equipo y al director porque uno se convierte en la criatura de ellos, pero uno mismo es quien le da forma al personaje”, agregó.

The Lighthouse, que tuvo su estreno en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes, donde ganó el Premio FIPRESCI, se centra en la historia de dos cuidadores de faros o fareros, quienes lucharan contra la soledad y sus peores temores en la isla de Nueva Inglaterra en la década de 1890.

“Cada vez menos actores ensayan sus actuaciones. A veces uno no lo necesita porque los elementos ya están puestos, pero debido al lenguaje ambicioso que usaría la cámara, teníamos que estar bien preparados, así que ensayamos por cinco días. Regularmente se ensaya para la comodidad del actor, para que sepa cómo es el personaje, pero acá se ensayó para saber cómo nos adaptaríamos a la cámara”, explicó sobre su preparación y agregó que este tipo de proyectos le permiten no estancarse en su carrera.

“Las películas me encuentran a mí y luego yo las encuentro. Cada película es distinta, con diferentes situaciones y eso me gusta. Porque ésa es mi protección contra la corrupción. Si uno lleva mucho tiempo cómo actor es muy fácil corromperse, porque con la experiencia uno puede aprender a hacer fácil lo que te piden. Una de las razones por las que una persona se queda dormida en la vida es por el miedo a cambiar. Por eso trato de probar cosas nuevas en cada película, para no perder placer en lo que hago”, dijo.

Finalmente habló sobre la manera en que construye sus personajes, “en Van Gogh (At Eternity’s Gate) la clave era la pintura, entonces aprendí a pintar, eso me hacía una persona nueva pues los impulsos se reacomodan porque empiezas a aprender cosas que no sabías, y eso habita la voluntad del personaje”, explicó.

“Aquí no tuve que aprender a cómo manejar el faro pero sí me relacioné con la ropa, la comida, el clima y lo que significa estar en el frío y adoptar un acento que no es mío. Eso me hace pensar de manera diferente. Hice cosas como aprender a tejer aunque en la película eso aparece 10 segundos, es sólo por una autoridad moral de mi trabajo”, concluyó.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -