Mundo


Xi celebra a Mao: 70 años de la República Popular China

Se compromete a mantener el “alto grado de autonomía” de Hong Kong. En su homenaje al fundador Mao, pide al pueblo que estreche lazos con el Partido Comunista para crear “una fuerza sin parangón”.

Xi celebra a Mao: 70 años de la República Popular China | La Crónica de Hoy

Xi Jinping preside la ceremonia del 70 aniversario en el Palacio del Pueblo. (Foto: EFE)

El presidente de China inauguró ayer los festejos por el 70 aniversario de la República Popular China, con un homenaje en la plaza de Tiananmen al fundador Mao Tse Tung, y con un llamado a la nación más poblada del mundo para que refuerce sus lazos con el Partido Comunista Chino (PCCh) para crear “una fuerza sin parangón”, para superar los desafíos del país, que acusa el frenazo de su otrora vertiginoso crecimiento económico y la guerra arancelaria que declaró el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a los productos chinos.

Ante el otro desafío que enfrenta el gobierno chino —la rebelión de los activistas democráticos de Hong Kong—, el presidente Xi no dejó pasar la ocasión de asegurar que, tanto la excolonia británica como Macao (excolonia portuguesa), seguirán gozando de un “alto grado de autonomía”, gracias a que continuará inalterable el principio de “un país, dos sistemas”.

Respecto a Taiwán, el presidente sacó su lado más militarista y aseguró que la “completa reunificación de la patria es una tendencia imparable” y recalcó que “ninguna persona, ni ninguna fuerza podrá nunca detener” ese proceso.

“UNIDAD EN TORNO AL COMITÉ CENTRAL”. Xi instó a “levantar en alto el estandarte de la unidad” y “marchar juntos en torno al Comité Central” del partido, al tiempo que llamó a “cimentar la gran unidad” de todos los grupos étnicos del país, sin nombrar en ningún momento la situación de la minoría musulmana en la región de Asia Central, sometida a un proceso de adoctrinamiento en campos de concentración denunciados en Occidente.

“Unidad es hierro y acero, unidad es una fuente de fuerza”, proclamó Xi.

“Debemos mantener el estrecho vínculo entre el Partido Comunista de China y el pueblo, además de promover el patriotismo”, reiteró. “De esta manera crearemos una fuerza sin parangón que conducirá el barco de la renovación de nuestra nación a su destino a través de las olas”, añadió.

“POBREZA, COSA DEL PASADO”. Xi hizo un repaso a los grandes cambios experimentados por China desde la fundación de la República Popular hace 70 años, a los que calificó de “tremendas transformaciones” que han “marcado una época”.

“El pueblo chino ha conseguido logros en su desarrollo que son la maravilla del mundo”, afirmó y aseveró que la “pobreza absoluta, que marcó al país durante milenios, pronto será una cosa del pasado”.

EL MAYOR DESFILE MILITAR DE LA HISTORIA

Las celebraciones por el 70 aniversario de la República Popular China siguen hoy martes con el mayor desfile militar de la historia del país.

En este acto, Pekín mostrará al mundo el potencial militar de China, que cuenta con el ejército más grande, más moderno y más poderoso que jamás se haya visto. La celebración muestra también lealtad de las Fuerzas Armadas al Partido Comunista y al propio presidente, Xi Jinping.

Esta demostración de fuerza no es casualidad. La actitud abiertamente militarista de Xi se traduce en un desfile que es, a su vez, un aviso para las naciones vecinas con las que tiene disputas territoriales, como Japón y Filipinas, y Taiwán, a la que considera una provincia rebelde.

Más de 15,000 soldados participarán en el desfile, junto a 160 aviones de combate y drones supersónicos, además de 580 tanques y otras piezas de artillería y misiles, nunca vistos en público.

Entre ellos, se prevé que se exhiba el nuevo misil balístico intercontinental DF-41, capaz de cargar varias cabezas nucleares y alcanzar los Estados Unidos.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -