Mundo


China finalmente acepta gravedad del coronavirus

Pekín envía a 600 médicos a Wuhan y prohíbe la circulación de coches en la ciudad, que cumple cuatro días en cuarentena. Los muertos se elevan a 54 y los infectados, a al menos 1,400.

China finalmente acepta gravedad del coronavirus | La Crónica de Hoy

Controles en Pekín para evitar la propagación del nuevo virus. (Foto: EFE)

El presidente chino, Xi Jinping, alertó este sábado que la epidemia en el país por el coronavirus de Wuhan se “está acelerando”, por lo que el régimen chino planea redoblar sus esfuerzos para combatir la enfermedad. A primera hora del sábado, Pekín anunció el envío inmediato de 600 médicos a la ciudad, de 11 millones de habitantes y zona cero de la epidemia, que cumple hoy cuatro días de cuarentena.

El diario Global Times explicó que a primera hora de la madrugada del sábado aterrizó en Wuhan un avión procedente de Shanghái con 136 profesionales sanitarios procedentes de 30 hospitales de la megalópolis de la costa este china. Además, la agencia oficial Xinhua reportó el arribo de 450 médicos, “incluidos algunos con experiencia en la lucha contra el síndrome respiratorio agudo y grave (SARS) y el ébola”.

Entre tanto, aunque la Organización Mundial de la Salud descartó el jueves decretar una emergencia internacional, China continúa contabilizando afectados, que suben ya a mil 400, y muertes, que ayer se elevaron a un total de 54. Además, según un boletín de la Comisión Nacional de Sanidad china hay al menos 237 pacientes en estado grave.

La mayoría de muertos se ha producido en la provincia de Hubei, donde se encuentran Wuhan y las otras 14 ciudades en las que Pekín decretó el cerco sanitario.

RESTRICCIÓN DE CIRCULACIÓN. Este mismo sábado, de hecho, las autoridades chinas ordenaron a los coches no circular en el centro de Wuhan. Sólo permitirán que transiten vehículos con permiso especial y los de los servicios gubernamentales. Además, la aplicación de taxis Didi, también presente en México, anunció el viernes que deja de ofrecer sus servicios temporalmente en Wuhan.

Esta serie de esfuerzos por parte de las autoridades chinas está contribuyendo a que la comunidad internacional rebaje sus recelos por la actuación de Pekín, dado el recuerdo de la poca transparencia que las autoridades chinas ofrecieron en los primeros momentos de la pandemia del SARS en 2002.

Así, este viernes el presidente de EU, Donald Trump, quiso agradecer a Xi sus esfuerzos por evitar que la propagación del virus convierta la epidemia en pandemia. Sin embargo, cada vez más países confirman nuevos casos: ayer Malasia reportó los tres primeros casos y Australia también su primero.

CADA PACIENTE INFECTA A DOS O TRES. Por otra parte, este sábado investigadores del Imperial College de Londres concluyeron que cada infectado por el virus está contagiando a entre dos y tres personas, por lo que las autoridades mundiales deberán contener la epidemia en un 60 por ciento para evitar que se siga expandiendo.

 

Comentarios:

Destacado:

+ -