Mundo


Xi se prepara para derrotar a EU con las “tierras raras”

En plena guerra comercial, el líder chino revisa las explotaciones de minerales escasos por los que Washington depende de Pekín.

Xi se prepara para derrotar a EU con las “tierras raras” | La Crónica de Hoy

Xi Jinping visita una fábrica en el sur de China este pasado lunes. (Foto: Xinhua)

La feroz guerra comercial desatada entre Estados Unidos y China está llevando al dictador chino, Xi Jinping, a buscar maneras de responder a EU tras la dureza mostrada por su presidente, Donald Trump, con la ofensiva lanzada contra la tecnológica Huawei.

No hay por el momento ningún anuncio oficial más allá del paquete arancelario con el que Pekín respondió al aumento de Washington de las tasas del 10 al 25 por ciento para productos chinos por valor de 200 mil millones de dólares, pero el mandatario chino está dando señalas claras.

Desde el lunes, Xi está llevando a cabo una gira por el sur del país, donde está realizando una “gira de inspección” a infraestructuras productivas del país, según aseguran los medios oficiales chinos. Éste es un protocolo que usan los líderes del régimen chino para preparar el anuncio de nuevas políticas y decretar instrucciones.

La intención de Xi sería reducir la dependencia de la tecnología estadunidense y sustituirla por la suya propia. “Lo más importante ahora es centrarnos en nuestros propios asuntos, promover las capacidades de innovación independiente en áreas clave y acelerar el desarrollo de tecnología con derechos de propiedad intelectuales propios”, afirmó Xi este martes a su paso por Nanchang, según aseguró ayer el rotativo oficial China Daily.

LA PIEZA CLAVE. Uno de los elementos claves en este objetivo de China de diferenciarse de EU, o de doblegarlo en su disputa tecnológica, reside en las llamadas “tierras raras”, ubicaciones donde el gigante asiático cuenta con importantísimas reservas de minerales especialmente raros y que son imprescindibles para la fabricación de productos tecnológicos a nivel mundial.

Estados Unidos actualmente importa de China el 80 por ciento de estos minerales, como el lutecio o el prometio, por lo que Pekín espera que puedan convertirse en una importante arma disuasoria para que Trump rebaje el nivel de la disputa comercial.

“La visita a la fábrica fue un guiño de Xi a Trump avisando de las consecuencias de ir demasiado lejos, pero el mandatario será prudente antes de dar un paso como limitar la exportación” de tierras raras, aseguró Ren Xiao, profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad de Fudan, quien considera que en cualquier caso la situación entre las dos potencias “no deja de deteriorarse”.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -