Opinión


¡Ya basta!

¡Ya basta! | La Crónica de Hoy

La alerta de género, decretada hace unos días por la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, era el paso obligado para enfrentar a fondo el aumento de la violencia contra las mujeres y las niñas en la Ciudad de México.

Muy pocos gobernantes, como lo hizo Sheinbaum, reconocen que hay problemas graves que requieren atención inmediata y la aplicación de políticas públicas integrales para buscar soluciones antes de que salgan de control.

El desbordamiento de la violencia contra las mujeres no es cosa de un año, ha crecido exponencialmente en los últimos cinco años, a la par del aumento generalizado de la inseguridad en el país.

La mandataria capitalina lo conocía desde antes de asumir el gobierno, por eso una de las primeras decisiones que tomó fue contratar y capacitar a 166 mujeres abogadas, quienes desde mayo están en las agencias del ministerio público capitalinas.

Su función primordial es asesorar y acompañar a cualquier mujer que quiere presentar una denuncia por agresión y abuso sexual o violencia intrafamiliar.

Esta política pública de animar y apoyar a las mujeres a defender sus derechos y procurar justicia, incrementó las carpetas de investigación y las detenciones.

De hecho, aumentaron un 10% las denuncias en los últimos meses y, con ello, subió el registro de delitos por agresión sexual y violación, por lo que el problema es mucho mayor de lo que se pensaba.

El análisis de las carpetas de investigación —relató la jefa de gobierno— arrojó datos muy dolorosos, pero que nos retratan como sociedad: “el 65% de los casos de violación ocurre en el domicilio de las víctimas” y, en 95% de ellos, el agresor es una persona conocida por la agredida.

Esta información contribuyen a dimensionar el tamaño del monstruo y a identificar dónde debemos trabajar con mayor énfasis, para erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas.

Con este contexto, la alerta de género toma un sentido práctico como estrategia para decirnos, todos: ¡Ya basta!

Es un llamado a los habitantes de esta ciudad, a la conciencia para cambiar la realidad, un llamado a la tolerancia cero hacia la violencia de género.

La alerta está acompañada de varias acciones inmediatas de gobierno.

En el ámbito Legislativo, con el envío de una iniciativa de ley al Congreso local para crear el Primer Registro Público de Agresores Sexuales Sentenciados.

La intención es que todos sepamos, con nombre y apellido, quiénes son los delincuentes violadores que han atacado a mujeres, niñas y niños.

Además, se lanzaron dos exhortos al Legislativo local. Uno para que apruebe el acoso y la violencia digital, conocida como Ley Olimpia, para sancionar a quienes compartan fotos de mujeres, niñas y niños en internet sin su consentimiento.

El otro para que se apruebe la Ley, enviada hace meses al Congreso, para crear el Banco de ADN contra agresores sexuales.

Otro dato revelador es que 8 de cada 10 delitos sexuales gozan de impunidad, por lo que se anunció la inmediata profesionalización en equidad de género, con certificación, a todo el personal de la Fiscalía de Delitos Sexuales de la Ciudad de México.

La violencia de género nos denigra y envilece a todos como sociedad, es hora de gritar al unísono ¡ya basta! para revertir este flagelo social. Empecemos a trabajar en la escuela y en el hogar.

*Alcalde de Miguel Hidalgo

Twitter: @vromog

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -