Cultura


Ya debemos superar el trauma de la Conquista, dice el tenor Rafael Negrete

Debemos superar el trauma de la Conquista, obras como la ópera Moctecuhzoma II, que se presentará en el Zócalo de la Ciudad de México el siete y ocho de noviembre, sirven para sanar esa mentalidad de hace siglos, el resentimiento y, sobre todo, nos ayudan a replantear la situación actual de los indígenas en el siglo XXI, quienes son discriminados por sus propios hermanos mexicanos, señaló el tenor Rafael Negrete en entrevista con Crónica.

Ya debemos superar el trauma de la Conquista, dice el tenor Rafael Negrete | La Crónica de Hoy

Debemos superar el trauma de la Conquista,  obras como la ópera Moctecuhzoma II, que se presentará en el Zócalo de la Ciudad de México el siete y ocho de noviembre, sirven para sanar esa mentalidad de hace siglos, el resentimiento y, sobre todo, nos ayudan a replantear la situación actual de los indígenas en el siglo XXI,  quienes son discriminados por sus propios hermanos mexicanos, señaló el tenor Rafael Negrete en entrevista con Crónica.

“No somos el único país que ha sufrido una conquista. Lo que no ha permitido sanar es que los mexicanos somos muy racistas entre nosotros mismos. Muchos discriminan a su propia gente nada más porque hablan una lengua indígena, cuando en realidad, la mayoría de los mexicanos, a mayor o menor grado,  tenemos ancestros de los pueblos originarios. En  nuestro pecho late el corazón del indio”.

Con esta ópera, agregó,  Moctezuma va a regresar  a su casa, ya que la obra se realizará frente a Palacio Nacional, donde estaba el palacio de Axayácatl. Moctecuhzoma II es la reconstrucción de dramma per musica Motezuma que compuso Antonio Vivaldi (1678 – 1741) en el siglo XVII con una visión completamente eurocentrista y equivocada de la Conquista de México.

“Samuel Máynez Champion la reconstruyó con música de diferentes partituras de Vivaldi y con un guion completamente nuevo, relacionado con la visión indígena; está muy cerca de la Visión de los Vencidos de Miguel León-Portilla”, ya que esta ópera contó con la colaboración de investigadores como León-Portilla y Alfredo López Austin, así como el aval del dramaturgo Vicente Leñero, el poeta Juan Bañuelos y el maestro Francesco Fanna, director del Instituto Italiano Antonio Vivaldi.

En esta versión, Pedro de Alvarado, personaje que representa Rafael Negrete, resulta ser completamente sanguinario, egocéntrico y ambicioso, que buscaba convertirse en virrey de las nuevas tierras conquistadas, conseguir mucho oro y hacerlo por medio de la violencia; no obstante, “también hay personajes como fray Bartolomé de las Casas, Vasco Vázquez de Quiroga, entre otros españoles que incluso rescataron la cultura indígena y la dejaron plasmada en códices que nos permiten saber de ese mundo precolombino”.

La dirección escénica de la ópera está a cargo de José Luis Cruz e Ignacio García; quienes trabajarán frente a la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México. “Será un diálogo perfectamente sincronizado entre los músicos, ya que habrá una dotación de orquesta barroca y al mismo tiempo diferentes instrumentos de viento y percusión prehispánicos, cambiándose en momentos dramáticos.

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -