Opinión


Zapata sin ejidatarios

Zapata sin ejidatarios | La Crónica de Hoy

Zapata sin ejidatarios

El presidente López Obrador se quedó en Cuernavaca.No llegó ni a Cuatla, demasiado cerca de la central termoeléctrica de Huexca y demasiado lejos de la unanimidad que hay en otros lares por la 4T.

Pero algo hará menos dolorosa esta imposibilidad de acercarse a la tierra zapatista:

En Chinameca, quienes gritaban “Cuando el pueblo se levante por Pan, Libertad y Tierra” y aquello de “Obrador decía, que todo cambiaría; ¡Mentira! ¡Mentira!...” tampoco eran precisamente una gran representación del campo. Mucho ambiente antisistema, pero poco ejidatario.

 

Grilla e impunidad

El presidente López  Obrador le corrige la plana al secretario Jiménez Espriú.

El mandatario sostiene, contra lo afirmado por el titular de Comunicaciones, que sí hubo corrupción en el proceso de construcción del aeropuerto en Texcoco.

Los dichos de que sí o de que no reflejan desconcierto y descoordinación, pero no tienen consecuencias legales.

No es la primera vez que se habla de corrupción, pero mientras todo quede en palabras y no se emprendan averiguaciones previas, se queda al nivel de la grilla.

Si el nuevo gobierno tiene elementos para acusar a alguien que proceda, no sólo en el caso del NAIM, sino en todos los rubros donde se conozcan malos manejos.

La grilla es aliada de la impunidad. Aplicar la ley es el camino.

 

Activismo en Twitter

El canciller Marcelo Ebrard se sumó a la moda, iniciada en la Casa Blanca, de conducir la política exterior por Twitter.

El que no tenga red social se pierde de planteamientos importantes que afectan a todos.

Ebrard dijo que busca comunicación con las nuevas autoridades del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, para establecer que cerrar la frontera entre ambos países en una “muy mala idea”.

No sólo es una mala idea, es en realidad una barbaridad, aunque claro eso no lo puede decir un diplomático, aunque sea de reciente arribo a la cancillería.

Los circuitos de valor de ambas naciones se verían muy afectados y se lo quiere hacer saber a los funcionarios de Washington. ¿No lo sabrán?

Lo saben y de todas formas amagan con cerrar la frontera para sacarle raja política a la bravuconada, aunque eso no pueda afirmarse en Twitter.

 

La Carta

La filtración de la carta que dirigió al gobierno español desató la molestia del Presidente y su petición de que sea revelada la fuente del diario que la publicó.

La fuente de los periodistas es poco menos que sagrada porque, después de todo, si AMLO quiere saber quién filtró la carta desde su gobierno, puede investigarlo sin estorbos. Si los medios no cumplen su palabra de proteger a su fuente, la opacidad gubernamental tendrá el camino libre.

Lo que no se vale es que se sugiera que ahora, en una tribuna como las conferencias matutinas, se instaure un tribunal en el que se ordene cómo deben proceder medios (que no están para acompañar al Presidente, sino para informar al ciudadano).

 

pepegrillocronica@gmail.com

Comentarios:

Destacado:

LO MÁS LEÍDO

+ -