Opinión


Zoé Robledo

El director general del IMSS planeó y ejecutó un proceso de designación de los 35 titulares de los Órganos de Operación Administrativa Desconcentrada –anteriormente conocidos como delegados- que fue transparente y democrático. Por fin terminó con el dedazo que definía a los ocupantes de estos espacios. “Lo más importante de este proceso es que no los conozco, sé que son los mejores, no somos amigos, no son recomendados de nadie, están aquí porque son las y los mejores, y con este proceso se cortó el dedo del director general del IMSS en estos procesos”. Enhorabuena por seguir el camino correcto.

Zoé Robledo | La Crónica de Hoy

El director general del IMSS planeó y ejecutó un proceso de designación de los 35 titulares de los Órganos de Operación Administrativa Desconcentrada –anteriormente conocidos como delegados- que fue transparente y democrático. Por fin terminó con el dedazo que definía a los ocupantes de estos espacios. “Lo más importante de este proceso es que no los conozco, sé que son los mejores, no somos amigos, no son recomendados de nadie, están aquí porque son las y los mejores, y con este proceso se cortó el dedo del director general del IMSS en estos procesos”. Enhorabuena por seguir el camino correcto.

Comentarios:

Destacado:

COLUMNAS ANTERIORES

LO MÁS LEÍDO

+ -