“Radares en Colombia captan vuelos con droga de Venezuela al Caribe y México” | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Lunes 11 de Abril, 2016

“Radares en Colombia captan vuelos con droga de Venezuela al Caribe y México”

Foto: Archivo
Miles Frechette, embajador de Estados Unidos en Colombia de 1994 a 1997, entró ayer en la polémica sobre la supuesta connivencia del narcotráfico y el gobierno de Hugo Chávez al asegurar que el presidente “permite la operación de aviones que entran y salen de su país con droga”. Frechette dijo desde Washington, en una entrevista telefónica con la cadena bogotana Caracol Radio, que los radares instalados en los territorios de Colombia y otros países de la región “captan claramente todos los vuelos que salen de Venezuela”. Son vuelos que parten “hacia las islas del Caribe, hacia Centroamérica y hacia México, con droga, droga que pasa de la frontera colombiana al lado venezolano”, precisó Frechette. “Todo eso está captado electrónicamente, es decir, no hay manera de negar eso”, agregó el ex embajador, y subrayó que se trata de algo “incontrovertible”, a pesar del silencio o los desmentidos de Caracas. El diplomático explicó que el gobierno de Álvaro Uribe “está haciendo todo lo posible por detener las aeronaves que sobrevuelan el espacio aéreo de Colombia, lo que ha permitido que disminuyan enormemente los vuelos que sobrevuelan” ese país. Esto provocó, según Frechette, que los narcotraficantes, entre los que citó a los guerrilleros de las FARC, se vieran obligados a trasladar sus alijos de droga de Colombia a Venezuela, y desde allí por vía aérea los sacan “hacia el norte”. “Enorme corrupción”. El ex diplomático coincidió con su compatriota John P. Walters, responsable de la política contra el narcotráfico en Washington, quien señaló desde Bogotá este fin de semana que Chávez es “el gran facilitador” del narcotráfico en su país. Frechette dijo que una “enorme corrupción” se instaló en Venezuela a partir de la decisión de Chávez de expulsar de Caracas a los agentes de la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA), lo que hizo en 2005 al acusarlos por supuesto espionaje. “No sé si él [Chávez] se está beneficiándose personalmente [del narcotráfico], pero el hecho es que él está permitiendo todo esto”, sostuvo Frechette, para quien llegará el momento en el que una aeronave de los traficantes se accidentará y de ella descenderán venezolanos que “van a confesar cuáles son las conexiones que existen en Venezuela para facilitarles el envío de la droga”. Silencio de Chávez. Acostumbrados a los insultos y contraataques del gobernante venezolano, su respuesta a las denuncias de Washington, consideradas las más duras contra Chávez desde que llegó al poder, ha sido tímida y no desmintió al jefe de la DEA, sino que se limitó a denunciar que es “parte de una campaña internacional contra la revolución y contra el pueblo venezolano”. Narcojets venezolanos-capos mexicanos La detención del capo colombiano del cartel de Norte del Valle, Hernando Gómez, en marzo de 2007, confirmó lo que sospechaba: que “Venezuela se ha convertido en templo del narcotráfico, porque allá no persiguen a nadie” y que, como aseguró el narco capturado, “los narcos de México son ahora los que ponen las condiciones, los que manejan el negocio”, informó en su día el diario bogotano El Tiempo. En México, Gómez trabajaba para Benjamín y Francisco Arellano, y Demetrio Chávez (alias Vaticano). “Son muy vivos: si uno les manda mil kilos [de cocaína], 400 son de ellos y además cobran el 20 por ciento por bajársela en Guadalajara o en el Distrito Federal”. La prueba viva de la conexión Colombia-Venezuela-México son aviones con cargamento de cocaína, como el que aterrizó el 28 de diciembre en un aeropuerto de Morelos, o el avión que cayó en Yucatán con 3.5 toneladas de cocaína en septiembre del año pasado, ambos procedentes de Venezuela. “Uribe es un cobarde, mentiroso, cizañero, sirve para jefe de la mafia...” El mandatario venezolano, Hugo Chávez, llamó ayer “cobarde, mentiroso, cizañero y maniobrero” a su colega de Colombia, Álvaro Uribe, y remarcó que un “hombre así no merece ser presidente de nada, menos de un país”. “Sirve para ser jefe de una mafia”, añadió y sostuvo que Uribe pasará a la historia como “un triste peón del imperio norteamericano”. Según Chávez, “en los últimos días la oligarquía colombiana pide refuerzos para atacar y llamó a un general del Ejército y también al zar antidrogas de Estados Unidos, John Walters, quienes dijeron que habrá que ver qué se hace con Chávez porque es una amenaza para sus vecinos”. “El zar antidrogas de Bush fue a decir que Chávez es el narcotraficante del mundo” y esto, dijo el venezolano, fue “propiciado por el Gobierno de Colombia”, porque “no es que los gringos van [por iniciativa propia, sino que] es el Gobierno de Colombia que los invita y los pone ahí para que nos ataquen”, sostuvo. Chávez se refirió a las declaraciones de John P. Walters, responsable de la política contra el narcotráfico en Washington, de visita en Colombia, quien señaló que el presidente venezolano facilita el tráfico de drogas en su país. El venezolano dijo que a Uribe “no le basta” que funcionarios suyos hablen por él y, “para más vergüenza tuya, mandaste a buscar al general gringo este para que viniera a hablar por ti y mandaste a buscar al zar antidrogas para que viniera a atacarme. ¿Por qué tú no hablas, eh? Triste peón del imperio norteamericano eres Uribe y así quedarás en la historia”. Bogotá no responde. El ministro del Interior colombiano, Carlos Holguín, dijo que el gobierno de Uribe no se dejará “tentar” ni responderá a los insultos del mandatario venezolano. Chávez “ha optado por un camino de insultos, de agravios y nosotros no le vamos a contestar. No nos vamos a dejar tentar por las agresiones del presidente Chávez”, dijo. (Agencias en Caracas y Bogotá)

Imprimir