Joaquín Cordero y Julio Alemán, compadres hasta el final | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 21 de Abril, 2016

Joaquín Cordero y Julio Alemán, compadres hasta el final

Foto: Archivo

Joaquín Cordero recibirá un honor, que el 11 de abril del 2012, cuando murió, su compadre Julio Alemán no tuvo, un homenaje en el vestíbulo del Palacio de Bellas Artes, sin embargo hoy a las 12:00 de la tarde, el tributo que el INBA le rendirá al actor de 169 películas y 33 telenovelas será compartido con quien diera vida al primer Juan del Diablo en Corazón salvaje.
“Considero en lo particular que (Julio Alemán) era un artista mexicano que merecía este honor, sin embargo, a nombre de la familia Cordero abrazo a la familia Alemán, y en esta celebración (en el Palacio de Bellas Artes), pensamos también en su querido compadre Julio, a quien recordamos con respeto, admiración y mucho amor”, expresó Gabriel Cordero Guzmán.
Esta distinción, que se logró gracias a la intervención de María Cristina García Cepeda —titular del Instituto Nacional de Bellas Artes—, modificó los planes de la familia, y la cremación del actor tendrá lugar hoy: “Se postergó, para que se celebre el homenaje de cuerpo presente, y tenga la relevancia de despedir a un artista con el féretro”.
Descanso. El lugar dónde descansarán las cenizas de Joaquín Cordero será en su casa, al lado de Alma Guzmán: “En una higuera preciosa en el jardín, ahí se sentaban en una banquita, él le cantaba algunas veces tangos y canciones mexicanas, ella leía con su cabeza recargada en el hombro (de Joaquín)”, reveló Gabriel.
Los últimos momentos de Cordero, relató su hijo David, fueron tranquilos: “Mi padre no murió del corazón o del pulmón, murió de amor, quería irse con nuestra mamá y eso fue lo que hizo, a los 7 meses exactamente, se levantó listo para despedirse, cuando estábamos los tres hermanos dijo ‘vámonos’ y se quedó dormido en su jardín, feliz de la vida”.
Pésame. Luego de que el presidente de México, Enrique Peña Nieto, lamentara el fallecimiento de Cordero, a través de su cuenta de Twitter, Gabriel agradeció el gesto: “Tomando en cuenta que es el jefe de la nación, es algo muy emotivo y reconfortante”.
Tributo. A las 12:50 horas del miércoles, llegó el cuerpo de Joaquín Cordero al Teatro Jorge Negrete, en una carroza tipo Cadillac negra, entre aplausos de sus colegas actores, quienes se dieron cita para darle el último adiós.
Silvia Pinal, secretaria general de la ANDA, presidio el tributo a la memoria del actor, junto al mural La historia del teatro, una obra de David Alfaro Siqueiros.
Entre vítores que rezaban “¡Qué viva Joaquín Cordero!”, se realizó una guardia de honor, en la que participaron Pinal, Laura Montalvo (secretaria interina de Previsión Social) y los hijos del histrión, David Joaquín, José Antonio y Gabriel Cordero Guzmán.
En un ambiente de fiesta y recuerdos, con música de mariachi, los compañeros de Cordero lo despidieron.

Imprimir