El INAH denunciará ante PGR a polaca | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

El INAH denunciará ante PGR a polaca

Violación. La infracción a la ley es por haber reproducido sin autorización un monumento arqueológico.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) promoverá una denuncia penal ante la PGR en contra de la polaca Elizabeth Thieriot y quien resulte responsable por el delito de reproducción no autorizada de monumentos arqueológicos, contemplado tanto en la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicos como en la Ley General de Bienes Nacionales.
Crónica ventiló ayer que Thieriot comenzó a difundir en internet y a comercializar en Asia material fílmico de la zona arqueológica de Calakmul que había sustraído de manera ilegal del país hace más de dos años. El INAH sólo había permitido el uso de estas imágenes para el documental “Revelaciones de los Mayas y Más Allá”, del productor de Hollywood, Raúl Julia.
“La infracción a la ley es por haber reproducido sin autorización un monumento arqueológico, eso estaba sólo en grado de presunción, pero ahora con estas nuevas evidencias realmente hay una violación y el instituto ya puede actuar”, señaló en entrevista con Crónica Lirio Guadalupe Suárez, directora del INAH-Campeche.
De acuerdo con especialistas en la materia, la reproducción y explotación de videos de un sitio arqueológico sin permiso oficial amerita no sólo la aplicación de una multa -de entre 300 y mil días de salario mínimo vigente-, sino cárcel de dos a 12 años, conforme a los artículos 149 y 150 de la Ley General de Bienes Nacionales. Además de que el gobierno mexicano está ya en posibilidades de expropiar las imágenes y exigir a nivel internacional el freno a su explotación comercial.
“El Instituto debe cuidar aquí que las imágenes no se usen para fines distintos a los que fueron autorizados. Cuando se da un uso inadecuado de bienes patrimoniales, por supuesto que el gobierno mexicano tiene la posibilidad de expropiar las tomas”, apuntó el doctor Bolfy Cottom, especialista en legislación cultural del INAH. 
RIESGO. La denuncia que ya se alista sería adicional a la que el propio INAH presentó ante la PGR en diciembre de 2012 -ocho meses después de consumado el saqueo- por presuntas violaciones a la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos.
“La reproducción en el extranjero es una prueba nueva, y se enviará a la Coordinación Jurídica del instituto, y son los abogados los que tomarán las medidas legales correspondientes”, dijo Suárez Améndola.
-¿A qué instancia se entregarán todas las evidencias? -se le cuestionó.
-Al órgano de procuración de justicia. El INAH lo único que pugna es que la normatividad se cumpla, hay una Ley Federal sobre Monumentos, hay un Código Civil que establece estas propiedades, y también está la Ley Federal de Derechos de Autor.
—¿Qué mensaje enviaría a la Procuraduría de Campeche y a la PGR?
—Qué deben estar comprometidas con México y su patrimonio…
Para la funcionaria, la explotación ilícita coloca en situación de riesgo al patrimonio mexicano y al propio instituto, “porque a estas alturas no sabemos en manos de quiénes parará el material y el uso que se le dará”.
—¿Cuenta México con un esquema normativo sólido con el cual emprender la defensa internacional de las imágenes de Calakmul?
—Nuestro país tiene una reglamentación muy estricta en cuestión de patrimonio, es de los pocos países que ostenta una carga de leyes muy extensa y firme. El instituto ya ha actuado anteriormente en casos similares de reproducciones no autorizadas y se ha hecho con éxito. Aquí lo importante es que tenemos leyes que deben ser cumplidas y acatadas sin excepción, lo mismo mexicanos que extranjeros.
Explicó que las leyes nacionales contemplan dos modalidades de reproducción: la fiel y la estilizada…  Las reproducciones fieles se refieren a videos, fotografías e incluso esculturas que reproducen los monumentos de manera fiel; y las estilizadas a dibujos que los representan de una manera diferente.
“En el caso de videos, fotos, esculturas o cualquier otro tipo de reproducción fiel se debe tramitar un permiso ante el instituto y al otorgarse se obliga a colocar en ellas la leyenda: reproducción autorizada por el INAH. Si algún bien se reproduce por cualquier medio sin la autorización oficial implica una infracción”.
—¿No se quedarán entonces con los brazos cruzados?
—De ninguna manera, cuando hay una violación a un monumento histórico y arqueológico o inclusive a un patrimonio intangible, siempre vamos a estar ahí, protegiéndolo.
—¿Cuál es la estrategia de defensa?
—Juntar toda la documentación, todas las pruebas, y llegar hasta donde tenemos que llegar, porque ese debe ser el papel y función del instituto. Y que sean las instancias de procuración de justicia las que determinen qué delitos se cometieron; y los jueces, cuál debe ser la pena a los responsables…
Para el doctor Cottom, también investigador de la Dirección de Estudios Históricos del INAH, “en todo tiempo la amenaza principal para la preservación de los bienes nacionales son los intereses de empresas, de particulares e incluso el desdén de autoridades del gobierno mexicano. Se alienta más bien el morbo: ir a fotografiar, ir a filmar para tergiversar la historia de los pueblos y utilizarla para fines comerciales que no benefician en nada a México”.

Los datos

Ley Federal de Monumentos
ARTÍCULO 17.- Para la reproducción de monumentos arqueológicos, históricos o artísticos, con fines comerciales, se requerirá permiso del instituto competente, y en su caso se estará a lo dispuesto en la Ley Federal de Derechos de Autor.
ARTÍCULO 29.- Los monumentos arqueológicos muebles no podrán ser transportados, exhibidos o reproducidos sin permiso del instituto competente.
ANTECEDENTES
Enero, 2010: El INAH multó a la multinacional Starbucks por la reproducción no autorizada de imágenes del calendario azteca y la pirámide de la luna en tazas de café.
Febrero, 2012: El instituto impuso una pena pecuniaria a la marca Kukulkán por el uso sin permiso de imágenes y números mayas en una colección de relojes con la etiqueta: “El reloj maya del fin del mundo”.

Imprimir