Refresqueras gastarán millones para contrarrestar impuestos a sus bebidas | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube Jueves 29 de Diciembre, 2016

Refresqueras gastarán millones para contrarrestar impuestos a sus bebidas

Académica. Marion Nestle, profesora del Departamento de Nutrición de la Universidad de NY, estuvo de visita en nuestro país.

Quizá se haya percatado que en la sección de frutas y verduras en su supermercado tienen un producto poco común. Entre los stands se encuentra Coca Cola Life, bebida endulzada con stevia, el cual llamó la atención de Marion Nestle (cuyo apellido no está ligado con la industria de alimentos, aclara), profesora del Departamento de Nutrición, Estudio Alimentarios y Salud Pública de la Universidad de Nueva York y una de las especialistas más reconocidas en política de alimentos y nutrición de EU, quien estuvo de visita en México.
Esta bebida, señala, sólo cuenta con las calorías (64 por cada 354 mililitros) mínimas para que no sea gravada con el impuestos a bebidas azucaradas, pero “no es para nada un alimento saludable”, que tenga lugar en la verdulería.
Pero su sorpresa tampoco es antinatural, puesto que la investigadora estadunidense relata conocer bien algunas de las acciones que la industria lleva a cabo en sus procedimientos mercadotécnicos, de cabildeo político e incluso de su injerencia en el trabajo de profesionales de la salud e investigadores.
Es por esto que desde la academia de su país, les parece interesante cómo es que algunos países de Latinoamérica, con Ecuador y Chile a la cabeza, están tomando medidas y adecuando políticas públicas para desincentivar el consumo de bebidas azucaradas en su población y evitar el desarrollo de enfermedades metabólicas.
En México, por ejemplo, el año pasado se impulsó la aprobación de impuestos para aumentar el gravamen de bebidas azucaradas —que este año podría alcanzar los 14 mil millones de pesos— y comida chatarra. Pero la venganza de las empresas ha iniciado ya.
“LO LOGRARON”. Con el antecedente de la inversión en el país de 8.2 mil millones de Coca Cola con miras a 2020, la académica refiere que es reflejo de cómo las refresqueras han aumentado agresivamente sus acciones para contrarrestar este tipo de medidas.
Entre éstas se encuentran sus campañas de mercadotecnia e introducción de nuevos productos. México, Chile y Argentina están dentro de los primeros países donde se ha introducido Coca Cola Life.
“Las refresqueras están reaccionando a estas resistencias en Latinoamérica. Las empresas son sumamente inteligentes, con gran capacidad de mercadotecnia y una fortuna detrás de su aparato de mercado”, expuso ayer en conferencia, convocada por la Alianza por la Salud Alimentaria. La nueva campaña de nombres en los envases de Coca Cola, es una muestra de ello, acotó, puesto que tan sólo en EU aumentó las ventas de la bebida por primera vez en 12 años.
Con este escenario y ante el anuncio de inversión —y hace la referencia en una diapositiva con una foto de dicha presentación, con el Presidente de México, quien sostiene una lata con el nombre “Enrique”, quien se encuentra rodeado de sonrientes miembros de la industria— “el rol del gobierno es bastante complicado”, señaló Marion Nestle, cuyo más reciente libro ahondará en la relación de las refresqueras con la vida política, social y económica de EU.
En su país, hay iniciativas para gravar también el consumo de bebidas de alto contenido de azúcar, refirió. En California, por ejemplo, hay una para que las empresas revelen la cantidad de dinero que gastan para publicitarse. “Es claro que las refresqueras gastarán todo lo que puedan para rechazar ese tipo de proyectos. Existen dos en este estado donde éstas gastan millones para evitar que se aprueben”.
Refirió además que se prevé una reducción en el consumo de refrescos en México dentro de zonas urbanas, mediante medidas como el aumento de impuestos, aunque enfatizó que las empresas harán todo lo que esté a su alcance para compensarlo, por ello “ese compromiso de Coca Cola de invertir en México”.
En el país el refresco forma parte de la cultura, dice, y en zonas rurales fue la base de su campaña en los setentas y ochentas, para hacerlas parte de la vida normal de todos los mexicanos. “Y lo lograron”.
Eso es lo que tomamos —somos el principal consumidor per cápita del mundo—, es lo que aprenden a beber los niños. Hay latas con las palabras “papá” y “mamá”, atractiva para los niños, cuya “campaña es brillante en tanto que no pueden dirigir mensajes a menores de 12 años de edad”. Es por esto, que las organizaciones de defensa y gestión de salud, enfatiza, deben buscar otras estrategias para frenar y desviar este tipo de mercadeo. “Porque las empresas están dispuestas a gastar fortuna…”.

Imprimir