Desconfianza, publicidad engañosa y temor frenan comercio electrónico | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Desconfianza, publicidad engañosa y temor frenan comercio electrónico

Factores * Declinan las ventas electrónicas porque los productos no corresponden a la expectativa presentada en internet. La pobre bancarización es otro factor de atraso 2En una encuesta de IAB (Interactive Advertising Bureau), el 41% teme que sus datos sean usados de manera incorrecta.

La desconfianza sobre la seguridad de la información en línea, la incertidumbre sobre la entrega de los productos y el bajo nivel de bancarización son los principales elementos que frenan a las personas a realizar transacciones en línea. A pesar de las estrategias de la industria para impulsar este negocio, en los últimos seis meses el 63 por ciento de los internautas se abstuvo de realizar compras en la red debido a estos factores, señala un estudio de IAB México((Interactive Advertising Bureau).
El paquete llegó tarde y mal. Ernesto Campos había comprado por internet un pantalón y accesorios para caballero, pero los productos llegaron dos días después de lo prometido y al momento de probarse la ropa, la talla no correspondía con sus medidas. Se trataba de su primer experiencia de compra en línea, y afirma que lo pensará dos veces antes de realizar su próxima operación en la red.
En los últimos seis meses, sólo el 37 por ciento de los cibernautas afirmó haber realizado algún pago en línea. El 44 por ciento de las personas se abstuvo de realizar estas operaciones, debido a que no contaban con una tarjeta de crédito; otro 41 por ciento afirmó que desconfía sobre la seguridad de sus datos en la red, relacionados con el nombre o número de cuenta, de acuerdo con el “Estudio de Consumo de Medios y Dispositivos entre Internautas Mexicanos 2016”, realizado por la forma IAB.
El 27 por ciento de los encuestados también afirmó que prefiere ver el producto antes de comprarlo, mientras que el 26 por ciento señaló tener dudas sobre si el producto llegará exitosamente a sus manos. Sólo un 17 por ciento afirmó que no sabía cómo realizar este tipo de compras.
Desaceleración. El negocio del comercio electrónico en México también observó una desaceleración en los últimos años, pues luego de observar un crecimiento de 42 por ciento en 2013, al año siguiente el crecimiento fue menor, de 34 por ciento, para sumar un valor total de 162.10 mil millones de pesos, de acuerdo con los datos más recientes de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci). Así, el negocio siguió creciendo, pero a menor velocidad.
Por otro lado, el 77 por ciento de los encuestados por la Amipci manifestó preocupación acerca de la seguridad de sus datos. Este elemento fue la razón principal que impidió que las personas guarden su información privada en las tiendas en línea.
Profeco afinará reglas. Ernesto Nemer, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), dijo a Crónica que la principal preocupación relacionada con el comercio electrónico consiste en la publicidad engañosa. Ante ello, el organismo ha logrado una mayor coordinación con otras instancias a través de la nueva subprocuraduría de Telecomunicaciones, lo cual se ha reflejado en una disminución de las quejas por este rubro.
“Es uno de los temas que se está incorporando a la iniciativa de reforma a la Ley Federal de Protección al Consumidor. Tenemos que dar a los consumidores mayor garantía de que no haya publicidad engañosa y que haya mayor certeza de que las empresas cumplan con la normatividad”, indicó. El funcionario no detalló el número de quejas relacionadas con el comercio electrónico, pero explicó que se encuentran dentro de las 11 mil denuncias presentadas por los usuarios de telecomunicaciones durante 2015.
Baja bancarización. Por otro lado, la baja penetración de las tarjetas de crédito en los consumidores mexicanos es una de las principales barreras a las que se tienen que enfrentar los empresarios del comercio electrónico.
En México hay entre 25 y 27 millones de tarjetas de crédito que están en poder de menos de 15 millones de personas. Así, el país observa un retraso en comparación con otras naciones de América Latina, en donde el promedio de la población tiene hasta dos tarjetas de crédito, como Brasil, o como en Estados Unidos, en donde hay entre 300 y 400 millones de tarjetas, de acuerdo con Roberto Rodarte, director general de la firma de comercio electrónico Gaudena.
IAB señala que la tarjeta de débito es el medio más utilizado para las transacciones en línea, con 57 por ciento, le siguen otras opciones como PayPal con 47 por ciento, mientras que la tarjeta de crédito se ubicó en el tercer lugar con 44 por ciento.

Imprimir