Álvaro Pérez Juárez, candidato único para presidir el Tribunal Superior de Justicia | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Álvaro Pérez Juárez, candidato único para presidir el Tribunal Superior de Justicia

Uno de los dos aspirantes para presidir el Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México canceló su postulación para relevar a Edgar Elías Azar; el magistrado Lázaro Tenorio Godínez entregó ayer una misiva dirigida al pleno para informar que ya no buscaría la presidencia del TSJ.

“Por medio del presidente escrito vengo a solicitar atentamente que se deje sin efecto el curso presentado con esta misma fecha, relativo a la postulación para ocupar la presidencia del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, para los efectos legales a que haya lugar”, informó el magistrado en la carta con fecha del 23 de marzo, día en el que se abrió la convocatoria para buscar el cargo.

De esta forma, el único magistrado en la contienda es Álvaro Augusto Pérez Juárez, quien deberá explicar su plan de trabajo el próximo 28 de marzo ante el pleno; para el día 30 deberá ser nombrado un nuevo presidente del Tribunal.

Álvaro Augusto Pérez Juárez nació en Amecameca, Estado de México, el 11 de junio de 1960. Inició su carrera en el TSJ en agosto de 1989, como secretario proyectista de la cuarta sala, cargo que ocupó hasta abril de 1991, para luego ser juez quinto del arrendamiento Inmobiliario, de mayo de 1991 a marzo de 1994, y vigésimo cuarto civil, de abril de 1994 a mayo de 2009.

También fue magistrado por ministerio de ley, de 2010 al 2011 y es magistrado de la octava sala civil desde el 3 de marzo de 2011.

Apenas en febrero pasado, el magistrado fue ratificado por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

El pasado martes, Edgar Elías Azar renunció a su cargo, luego de nueve años de presidir el TSJ. Sin embargo, su salida se hará efectiva en fecha posterior a la designación del nuevo titular del poder judicial capitalino.

Elías Azar aseguró que al ser electo en 2016 para una gestión de tres años, prometió que se retiraría antes de que ésta concluyera, y que su estancia sólo se prolongaba por la implementación de la justicia oral.

Imprimir