Álvaro Augusto Pérez, nuevo presidente del TSJ | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Álvaro Augusto Pérez, nuevo presidente del TSJ

Álvaro Augusto Pérez deberá dar seguimiento a la controversia por la Constitución.

Álvaro Augusto Pérez Juárez fue designado presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) hasta noviembre del 2018; el próximo 17 de abril tomará posesión.

El magistrado, quien fue el único candidato a presidir el órgano, obtuvo 59 sufragios en la votación, a la que concurrieron 78 de 79 integrantes. Pérez Juárez requería obtener al menos 40 votos de los 78 magistrados presentes en la sesión para ocupar la titularidad del Poder Judicial capitalino.

Durante la sesión, en la que estuvo presente el todavía titular del TSJ, Edgar Elías Azar, uno a uno de los magistrados depositó su voto en una urna transparente colocada al centro del salón de plenos y, posteriormente, se designó a los magistrados Celia Marín Sasaki y Élfego Bautista Pardo como escrutadores, quienes de manera pública y transparente contaron a la vista de los presentes los votos.

De acuerdo con el Tribunal, el magistrado Álvaro Augusto Pérez Juárez requería obtener al menos 40 votos de los 78 magistrados presentes en la sesión para ocupar la titularidad del Poder Judicial capitalino. La única magistrada ausente en la sesión fue Petra Quezada, una de las principales opositoras a la gestión de Elías Azar.

Edgar Elías Azar pronunció su último discurso en sesión pública del Pleno. En él señaló que los objetivos se cumplieron con la coparticipación de todos y precisó que el TSJ pasó de tener un corte tradicional a un Poder Judicial moderno y preparado para el futuro, con la justicia implementada.

Señaló que si bien tiene la satisfacción de ver proyectos y metas cumplidas, tiene la frustración indeleble de no haber logrado la independencia judicial, como lo prometió en el 2008.

“Entregué lo que tuve sin regateos, lo entregué con pasión sana y nunca buscando discordias, si alguna hubo sin buscarla ni provocarla, pido disculpas y perdón, me voy sin resabios, ni deudas ni compromisos, ni enojos, ni distanciamientos con nadie”, expuso.

El recién nombrado presidente deberá atender el desarrollo de la controversia constitucional que presentó la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) con respecto dos artículos de la Constitución de la Ciudad de México, los cuales fueron señalados por el pleno de magistrados como violatorios a la autonomía del Poder Judicial local.

Imprimir