Calculan que El Ojos contaba con 5 mil unidades, la mayoría halcones | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Calculan que El Ojos contaba con 5 mil unidades, la mayoría halcones

En la delegación Tláhuac, según el censo que líderes de transportistas entregaron a las autoridades delegacionales, existen 15 mil mototaxis que dan servicio de transporte, de los cuales cinco mil pertenecían a El Ojos, ya que éstos no están registrados en el gremio y son identificados por llevar como toldo una lona negra.

Los operadores de estas unidades fueron identificados como los halcones que realizaron los narcobloqueos el pasado jueves, luego del operativo en el que murió su patrón.

Dirigentes de mototaxis afirman que quienes trabajaban con el capo en la operación de dicho transporte no regulado por las autoridades,  eran los encargados de la distribución y venta de droga en el oriente de la Ciudad de México así como en algunos municipios de Estado de México.

“Los que traen las lonas negras, ésos que traen las motos más nuevas, son los que trabajan para Felipe. Unos se unieron y otros pidieron chamba con el patrón”, refirió Tonatiuh, un mototaxista.

Incluso contó que muchos de ellos recibían la moto con la que trabajaban y a cambio la tenían que pagar haciéndole favores a El Ojos y a El Cholo.

Crónica confirmó que estos conductores de mototaxis circulan sin permiso, además de no pertenecer a uno de los 34 grupos de transportistas que existen en la delegación. 

Los conductores viajan siempre con la capucha de sus sudaderas sobre la cabeza y con lentes oscuros para que no se les pueda observar parte de sus rostros; esto, según vecinos, para que no puedan ser identificados ya que ellos son los encargados de repartir la droga en la zona.

Algunos dirigentes aseguraron que la aparición de los mototaxis negros se dio con la llegada de Rigoberto Salgado a la delegación, ya que, El Ojos, llegó a un acuerdo con el morenista para que “fuera su gente la encargada de sus chambas”.

Felipe de Jesús intentó convencer a más jóvenes de unirse a sus filas y aunque con algunos los consiguió, aquellos que se negaron  a formar parte de su grupo delictivo desaparecieron. Hasta el momento, según testigos, la cifra asciende a 152 hombres de entre 16 y 20 años.

Imprimir