Detienen a latinos en NY por su vestimenta y practicar futbol | La Crónica de Hoy
Facebook Twitter Youtube

Detienen a latinos en NY por su vestimenta y practicar futbol

Periódicos de EU denuncian el arresto arbitrario de 9 estudiantes de secundaria. Activistas temen que el caso pueda replicarse en otros estados

Los diarios comunitarios en Estados Unidos han destacado en sus páginas las detenciones arbitrarias realizadas por la Immigration and Customs Enforcement. Entre estos casos destaca que los jóvenes latinos son blanco de oficiales migratorios por su forma de vestir y por practicar futbol soccer en las calles, un deporte que se asocia con grupos de origen hispano.

Este hecho lo dio a conocer la Unión Estadunidense por las Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés) el pasado 2 de agosto y fue retomado por La Prensa (Florida), El Diario (NY) y La Opinión de Los Ángeles. Nueve estudiantes de secundaria del condado Suffolk en Nueva York  fueron arrestados y trasladados a centros de detención de alta seguridad.

Los agentes migratorios no actuaron por cuenta propia, sino que autoridades educativas señalaron a los muchachos por su aspecto y práctica deportiva.

La acción ocurrió después de la visita de Trump al condado de Suffolk, estado de Nueva York, durante su discurso remarcó la peligrosidad de las pandillas y la importancia de deportar a sus miembros: “Juntos vamos a restaurar la seguridad de nuestras calles y la paz a nuestras comunidades y vamos a destruir al vil y criminal cártel del MS-13 y muchas otras pandillas”, afirmó el mandatario en aquella ocasión.

En ese entorno, el director de la ACLU en Nueva York, Christopher Dunn, hizo mención de la participación de las autoridades escolares de Suffolk al señalar a estudiantes de secundaria que ellos consideraban pertenecían a pandillas.

Fue así como jugar futbol, sumado el uso de vestimentas deportivas, tanto de equipos de soccer, pero incluso una camisa de los Bulls de Chicago, terminó siendo motivo de sospechosas.

Lo que preocupa a la comunidad latina y a los defensores de los derechos civiles de la comunidad migrante es que pueda replicarse en otros puntos del país vecino.

En el comunicado emitido por la ACLU en su página web rescatan la historia de uno de los muchachos detenidos, a quien llamaron Héctor, quien llegó a los Estados Unidos a los 14 años huyendo de una pandilla que trató de asesinarlo. 

Con 16 años, Héctor estaba estudiando y tenía una novia, ahora se encuentra a cientos de kilómetros de su hogar en algún sitio de Texas y aunque no existen indicios de que esté afiliado a algún grupo criminal, la Office of Refugee Resettlement  aún lo retiene porque los detectives de Suffolk sospechan que sí lo es.

La organización envió una sólicitud por escrito a la Oficina de Reasentamiento de Refugiados para que se investigue si el traslado de un menor a un centro de detención de inmigrantes viola la ley.

Difusión de acciones de protección. Ante los recientes sucesos de deportaciones masivas, algunos otros medios, como El Latino, han pasado a la acción de defensa activa y están publicando modelos de cartas notariales elaboradas por los abogados del consulado de México (Little Rock) para facilitar la protección ante un intento de deportación.

Se trata de dos poderes que deben ser elaborados en inglés y presentados ante notario para que sean válidos:

El primero es un Poder Legal Duradero de tipo General que permite nombrar a un apoderado que representará a la persona en el país durante el tiempo que esta no pueda estar presente en cuestiones de bienes y finanzas, inmuebles, propiedades personales, funcionamiento de negocios, beneficios de programas gubernamentales o del servicio militar, impuestos, planes de retiro y todo lo relativo a cuestiones financieras.

El segundo designa  un apoderado para el cuidado de los hijos, este documento contempla la capacidad de actuar en la capacidad de los padres, otorgar el consentimiento para cualquier tipo de atención médica; dar consentimiento para matricularse en la escuela y resolver situaciones derivadas de su asistencia, esto contempla la autorización para cualquier acto en beneficio del menor.

Imprimir