Metrópoli


‘Abrimos o morimos’, protestan restauranteros en CDMX

Amagan con hacer cacerolazos afuera de sus locales y volverse ambulantes para poder trabajar.

‘Abrimos o morimos’, protestan restauranteros en CDMX | La Crónica de Hoy

Realizan cacerolazo en el Centro Histórico. Foto: Cuartoscuro

Restauranteros de la Ciudad de México y el estado de México decidieron abrir sus puertas y recibir comensales pese a estar en semáforo rojo.

“Abrimos o morimos”, gritaron con cacerolas en mano, las cuales hacían sonar para manifestar su inconformidad por no permitírseles abrir, esto como una de las medidas sanitarias para contener los contagios por COVID-19.

Los dueños y empleados de alrededor de 500 establecimientos se reunieron en la esquina de Plaza Seminario, ubicada en la esquina de la avenida Plaza de la Constitución y calle Moneda, para ser considerados como actividad esencial para poder abrir y reiteran que están preparados para mantener segura a su clientela y que por eso hace un tiempo hicieron la inversión para mantener sanitizados sus espacios.

“Mi familia depende de mi trabajo” “No me castiguen por ser formal” y “Mesa segura para un cliente”, fueron algunas de las pancartas que portaron los manifestantes.

“Si se trata de volvernos ambulantes, estamos considerando todos salir a la calle para poder trabajar y así poder llevar un dinero a nuestros hogares, por lo que anunciamos que a partir de mañana -martes- 12 de enero, los restaurantes de la Ciudad de México haremos un cacerolazo afuera de nuestros establecimientos en punto de la una de la tarde para demostrar nuestra inconformidad. Esto seguirá pasando hasta que el gobierno no tenga sensibilidad y nos permita abrir”, dijo una de las manifestantes.

Así, el Sonora Grill abrió sus puertas en Paseo de Reforma y, aunque se cuidó el uso de cubrebocas y la sana distancia, con esta apertura se desacató una de las medidas implementadas como parte del semáforo rojo.

Al respecto, los empresarios enfatizaron que la apertura únicamente sería en exterior para reducir el riesgo de contagio.

A su ingreso, a los comensales se les toma la temperatura y se les proporciona gel antibacterial, así como un tapete para limpiar sus zapatos.

Mientras tanto, en el Fisher’s México, en Polanco, llegó Gustavo García, director jurídico de la alcaldía Miguel Hidalgo para realizar un apercebimiento y recordar que el 21 de diciembre se acordó la implementación del semáforo rojo, el cual incluye que los restaurantes solamente puedan ofrecer el servicio para llevar.

Al entregarle a uno de los socios del restaurante el apercebimiento por escrito, se le hizo el exhorto de acatar las medidas sanitarias.

Asimismo, se informó que se otorgará un “tiempo razonable” para que se ajusten a los lineamientos establecidos por el Gobierno de la Ciudad de México.

Los restauranteros expusieron que han agotado sus ahorros y se enfrentan al fin de los periodos de gracia de sus acreedores sumando los gastos para adecuar sus locales con el fin de cumplir con las medidas sanitarias correspondientes.

En Sonora Grill abrieron pese a estar en semáforo rojo

Recalcaron que el que no se imponga ninguna sanción al comercio informal, en el cual se han registrado aglomeraciones y no se lleva a cabo ninguna medida sanitaria, sí representa un foco importante de contagios.

“Debido a la difícil situación a la que nos enfrentamos, como personas y como gremio, Sonora Grill Group ha tomado la decisión de abrir. Apreciados invitados, no podemos darnos por vencidos. A nuestros gobernantes les decimos: no podemos dejarnos morir”, manifestaron los dueños del restaurante a través de un mensaje de Twitter difundido la mañana de este lunes.

A este llamado se unió Grupo Fisher’s México, cuyos dueños difundieron un mensaje similar desde temprana hora: “Hoy más que nunca necesitamos tu apoyo. #AbriroMorir”.

Hace unos días, 500 restauranteros difundieron una carta abierta a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y al gobernador del estado de México, Alfredo del Mazo, en la que pidieron ser considerados como actividad esencial para poder reabrir.

Los empresarios decidieron movilizarse en redes con el hastag #AbrimosoMorimos.

Por su parte, la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) explicó que no forma parte de este movimiento.

Comentarios:

Notas Relacionadas:

Destacado:

+ -